Reseña | Forza Horizon 4

Forza
Estamos frente a la cuarta entrega de Forza Horizon y cualquiera diría que después de tantos juegos, el festival que nos presentan ya no es tan divertido. Pero como los buenos vinos, sólo nos ha demostrado que mejora con los años.

Playground Games nos entrega el mejor de sus trabajos hasta ahora. Con algunas novedades lo suficientemente fuertes como para sentir que Forza Horizon 4 no es el mismo juego que alguna vez fue hace dos años; pero al mismo tiempo, el estudio nos regresa a esa familiaridad, a esas sensaciones que en un principio fueron lo que nos trajeron a gustar de la franquicia y no sólo eso, nos recuerda que para tener una vida llena de lujos, hay que trabajar. Pero no siempre es difícil, y menos cuando se disfruta de lo que haces.

De esta manera se nos introduce al nuevo festival en nada más y nada menos que en Inglaterra, la mother base de los creadores de Forza Horizon y, aunque la primera vez que se anunció la locación muchos mostramos desdén, el estudio nos cerró la boca, diciéndonos: “observen el paisaje y disfrútenlo… o destrúyanlo, ustedes deciden”.

Así que prepárense para el mejor viaje de sus vidas y acompáñenme a ver qué es lo que hace de Forza Horizon 4 el mejor arcade de las últimos tiempos.

Más que revolucionar se evoluciona

Forza Horizon

Forza Horizon hace su debut un 2012, un spin-off combinando las físicas de simulación de Motorsport a un juego arcade, resultando en lo que hoy ya es, una franquicia consolidada que desde el primer día en el mercado le quitó el trono a grandes como Need For Speed y que con los años no ha hecho más que mejorar. Hemos recorrido Colorado, disfrutamos de la extravagancia europea y atravesamos Australia y el siguiente al bate es Inglaterra, algo que no sonaba tan “llamativo” pero que en definitiva tiene un peso muy importante en el gameplay pues la adición mas importante para FH4 son las estaciones.

Al llegar al festival se nos dice que no entraremos a menos que demostremos nuestra valía, este aspecto es el mismo de siempre, irás desbloqueando carreras y ganando dinero según las ayudas desactivadas que tengamos y el lugar en que quedamos.

Ahora, las ayudas son un aspecto importante pues cambian totalmente el juego; retirarlas resultaría en una dificultad más alta, significa que la manera en la que se conduce el coche cambia por completo sin llegar a la simulación, pero llegando a un punto en el que si no estas concentrado en el juego, terminarás en el río o estampado contra un árbol. Básicamente Horizon hace lo mismo que Motorsport, ser un juego llamativo para todos.

Por otro lado, ahora están las estaciones, un punto muy importante pues el juego cambia totalmente dependiendo de la época. Para acceder a una estación diferente –al menos al principio del juego– se te pide tener un nivel de “influencia”, la influencia se va ganando con absolutamente todo lo que haces: ¿compraste un coche nuevo? Toma influencia, ¿hiciste un derrape pequeño? Toma influencia, ¿encontraste una nueva ruta? Toma influencia; todo te da influencia, no importa si quedas en último lugar o en primero, siempre vas a estar ganando puntos de influencia, algo que hace pasar de estación en estación muy fácil. No necesitas ganar todas la carreras sólo necesitas jugar y disfrutar del viaje mientras observas cómo cambia el paisaje a tu alrededor y vaya que es disfrutable con toda la vibra característica de los rincones de Inglaterra.

Forza Horizon

Ya sabemos cómo cambiar de estación, pero: ¿cómo afecta esto el gameplay? Bueno, cambia tanto la forma en que se juega que parece ser un juego diferente, no es lo mismo subir una montaña en verano que en invierno, ese camino puede estar seco, lleno de nieve o mojado, lo que te obliga hasta cierto punto a escoger perfectamente el coche que necesitas para cada momento. Mientras que en verano vas a poder subir con facilidad esa montaña con un coche de tracción trasera, en invierno va a ser un infierno y será más fácil pasarte a un coche con tracción en las cuatro ruedas, aunque claro, Forza te da la libertad de hacer lo que tú quieras y sufrir tanto como desees.

Las carreras se dividen en varios eventos, desde correr en pavimento, pasando por carreras de tierra, atravesando campos y teniendo “piques” de un cuarto de milla como en las viejas épocas y claro, sin olvidar los eventos de exhibición corriendo contra trenes, aviones, aerodeslizadores y demás. Cuando se llega hasta el final de una serie, puedes desbloquear una carrera especial –por así decirlo– que es una carrera muy larga y totalmente disfrutable.

Y, por cierto, después de terminar tu primer año en Forza Horizon disfrutarás aún más el juego, los eventos parecen no terminar y las estaciones comienzan a cambiar cada semana que transcurre en el servidor y en cada una de ellas habrá eventos especiales para ese momento, por lo que, técnicamente, nunca te quedas sin nada que hacer. Aunado a esto, el multijugador es una carta muy fuerte esta vez: el matchmaking es muy bueno, es cuestión de unos segundos para que ya estés corriendo con gente de tu mismo nivel o gente que corra con transmisión automática, hay una gran variedad para buscar oponentes.

Forza Horizon

En esta edición se pude correr en eventos en cooperativo en los que estarás al lado de otras personas corriendo por el primer lugar, o puede ser competitivo y luchar a muerte por la medalla de oro. En fin, hay una gran libertad en cuanto al multijugador que, desde mi punto de vista no siempre es bueno, pero es muy disfrutable pues convierte el festival en una verdadera fiesta social.

Por otro lado, la personalización siempre ha sido algo importante en la serie de Forza y esta vez ya no sólo personalizarás tus autos –que por cierto, incluso el sonido del claxon se puede cambiar– ahora también podrás personalizar tu avatar con cosas que salen en las “ruletas” que son loot boxes que contienen vestimentas, coches, dinero, incluso bailes para mofarte de tus rivales, cosas que muy personalmente me parecen innecesarias pero que va de acuerdo con la moda en los juegos modernos.

Por último, pero no por eso menos importante, la elección de coches me parece muy adecuada, desde el coche que podemos tener en el garaje de nuestra casa hasta un Agera RS que probablemente sea uno de los coches mas rápidos y exclusivos del mundo. Cada uno con su propia forma de conducir, y una situación adecuada para poder probarlo; los cambios de clima sirven para intercalar constantemente entre diferentes autos, por este lado también se llevan las palmas los chicos de Playground.

 ¿Se necesita algo más para vivir?

Forza Horizon

Se ha explicado la manera en la que el gameplay ha sido trabajado, pero esa evolución no se queda ahí, visualmente Forza Horizon 4 ha superado a sus antecesores obviamente, pero, de nuevo, los cambios de estación hacen que en verdad disfrutes del juego. Y es que, como les decía al principio, Inglaterra no era un lugar que precisamente sonara como algo interesante para las carreras de Forza, al menos no para mí; pero el ver la manera en la que es en otoño, en invierno, en primavera y verano te hace reconsiderar que tal vez en otra locación estos cambios no serían tan disfrutables.

El ver cómo atardece en otoño mientras las hojas de los árboles simulan un color parecido al del sol o el disfrutar de correr sobre lagos de hielo que se forman en invierno; cosas pequeñas pero significativas que se complementan perfectamente con el buen modelado de los coches; sus sonidos, los cambios, las llantas y el motor.

La ambientación es muy buena, cada lugar tiene su propio sonido y obviamente cada estación también, el sonido al pasar por un cúmulo de hojas se puede escuchar mientras que, cuando hay nieve puedes “sentir” cómo la pisas con las llantas, la lluvia se ve excelente y al pasar por un charco puedes ver la estela que se forma.

Forza Horizon

En general todo el juego está bastante bien cuidado con pequeñas excepciones, por ejemplo hay momentos en los que las texturas tardan un poco en cargar; a veces al estar al lado de un arbusto hay ocasiones en las que luce extremadamente plano. Detalles sencillos que no llegan a afectar demasiado la experiencia y que si tienes una PC potente o un Xbox One X no necesariamente tendrás que ver. Hablando sobre esto, el juego corre en 4K a 60 FPS y HDR en PC mientras que en X tendrás que decidir entre 4K o los 60 FPS.

Por la parte de música no nos decepciona, Rock alternativo, Rap, Drum & Bass, EDM, incluso música clásica, Forza tiene una gran variedad de géneros y de canciones licenciadas, haciendo una buena mancuerna con todo lo demás mencionado.

Así que tenemos grandes paisajes, tenemos coches increíbles y buena música, ¿qué más se puede pedir?

  • Físicas excelentes
  • Apartado audiovisual sublime
  • Muy buena elección de autos
  • Gran repertorio de eventos
  • El juego es increíblemente divertido
minus
  • La IA a veces hace cosas fuera de lo normal
  • Las texturas a veces tardan en cargar
  • Las colisiones no están ni de cerca a lo mostrado en Motorsport
Veredicto
9.4
10
Conclusión

Reseña | Forza Horizon 4

No es una moda, es un estilo de vida

Playground Games hizo un juego con toques de MMORPG en el cual todo el tiempo tienes cosas que hacer, hay eventos por todos lados, hay coches que comprar, lugares por descubrir y rivales por vencer, FH4 se convirtió en un estilo de vida y cuando pienses que no hay nada mas por hacer te quedaras por los maravillosos paisajes o tal vez preferirás regresar a correr y batir tus récords, o quizás solo jugaras con tus amigos por diversión porque si algo caracteriza a Forza es que la diversión nunca termina.

Forza Horizon 4 todo el tiempo te repite que no te vas a querer ir, que el festival pasa a segundo término y que tu forma de vivir cambiara y tiene razón, termina convirtiéndose en una adicción.

La combinación audiovisual y gameplay que tiene convierte a FH4 en el mejor juego de conducción arcade actualmente.

Seguirás regresando por más, Forza te termina convenciendo de que lo bonito de la vida no es el final sino el camino.

Comentarios