HighlightsInterior
Es momento para que recordemos los títulos que más nos fascinaron a lo largo del casi concluido 2017.

2017 fue otro año que se fue volando, pero eso no quiere decir que haya sido la excepción en cuanto a grandes momentos dentro del mundo de los videojuegos. Fue un año lleno de muy buenas entregas y grandes sorpresas que abarcaron múltiples géneros.

No sea una sorpresa entonces que escoger nuestro título favorito dentro de una gama de muy buenas opciones, haya sido una tarea bastante complicada. Sin embargo tras muchísimas horas de diversión y reflexión, cada miembro del team de Missing Number ha elegido el juego que se llevó su mayor ovación durante los últimos 12 meses.

No se diga mucho más, a continuación les presentamos cuáles fueron los elegidos y nuestras experiencias con cada una de ellas. Esperemos que las disfruten y nos compartan sus vivencias con su videojuego favorito del año que está por terminar.

***

Hollow Knight | Por: Fernando

Si a un mundo en forma de laberinto le agregamos carismáticos invertebrados, una narrativa misteriosa y una bellísima dirección artística, obtenemos uno de los juegos más sobresalientes de 2017: Hollow Knight.

En mi opinión este juego creado por Team Cherry, logra el perfecto balance entre guiar al usuario y alentarlo a seguir explorando cada pasaje del reino insectoide y sus alrededores; con un gameplay fluído, lo más destacable es que cada sección del mapa está muy bien interconectada. Además, una paleta de colores muy distintiva, me ayudó a saber en qué zona se encuentra y hacia a donde me dirigía. 

Los personajes de Hollow Knight, son otro de sus principales atractivos. A pesar de no hablar idioma humano alguno, sus movimientos y su forma de actuar ante el silencioso protagonista, denotan mucha personalidad propia. Lo anterior, también incluye a la gran variedad de enemigos comunes y a los jefes.

Hollow Knight es una aventura que los fans del género Metroidvania, definitivamente no pueden perderse. Aunque por el momento sólo está en PC, el equipo de Team Cherry ha anunciado que su reciente entrega llegará al Nintendo Switch en 2018.
NieR: Automata | Por: Christian

Cuando se anunció NieR: Automata hace un par de años sabía muy poco de la serie. Si bien había escuchado hablar del primer juego, nunca me llamó tanto la atención como para querer jugarlo. Sin embargo, ese breve teaser que se mostró en E3 2015 fue razón suficiente para ponerlo en mi lista de espera y, mientras tanto, poder darle una oportunidad a la primera entrega.

Fue así como conocí NieR, un JRPG de acción considerado de “culto” que, aunque no destaca por contar con un gran sistema de juego –pues muchas veces llega a sentirse repetitivo y sufre de un control poco pulido y tosco–, sí lo hace por su maravillosa banda sonora y una interesante historia que, al menos en mi caso, fungió como el conducto principal para engancharme al instante y esperar ansioso el lanzamiento de NieR: Automata.

Este año, y de nuevo bajo la dirección de Yoko Taro, Platinum Games entrega un título que cumple con todas las expectativas y no solo mantiene el espíritu JRPG visto anteriormente, sino que también soluciona muchas de las carencias del primer juego al dotarlo de una excelente y fluida jugabilidad, justamente lo que mejor sabe hacer el estudio japonés.

NieR: Automata hace gala de un frenético y entretenido sistema de juego, así como de una narrativa que llama la atención por tener múltiples finales y tiene lugar en un mundo abierto que, si bien no es muy grande, nos presenta escenarios variados que es necesario visitar más de una vez para completar la historia y desarrollar a nuestro personaje, todo aderezado con un excepcional diseño de arte.

Si son amantes de los JRPG de acción y les gustan las historias oscuras con tintes psicológicos, no duden en darle una oportunidad a NieR: Automata. Aunque esta entrega tiene elementos y detalles ligados directamente al primer juego, en realidad no es necesario conocer nada de la serie para disfrutarlo en su totalidad.

Horizon Zero Dawn | Por: Vero

Este año tuve la oportunidad de probar uno de los juegos que pasará a mi lista de favoritos para siempre. Aunque tardó en llegar, el nuevo mundo creado por Guerrilla Games fue todo un éxito y es que Horizon Zero Dawn reúne una cantidad de virtudes inimaginables.

Sinceramente yo fui alguien que no tuvo muchas expectativas sobre Horizon Zero Dawn cuando fue lanzado, pero las buenas críticas hicieron que me llamara la atención. Vaya que tienen razón, pues este título es un mundo totalmente nuevo en relación a lo que vimos de Guerrilla anteriormente; sin duda fue un riesgo que valió la pena tomar.

Con unos paisajes de ensueño y una calidad gráfica muy buena, Horizon nos cuenta la historia de Aloy, una chica marginada que recorre un largo y duro camino en un mundo donde el humano ya no es la raza dominante, para demostrar la fuerza y valentía.

Si piensas jugar Horizon te recomiendo ponerte tus mejores audífonos, la música del juego es una obra de arte que no puedes perderte, ambientada a la perfección para que te sientas cada vez más parte del juego y su historia. Paralelamente, el diseño de los personajes y la temática de la historia combinan un mundo donde el humano ya no tiene recursos tan tecnológicos y las máquinas ahora son las que rigen la tierra.

La combinación gráfica de naturaleza con tecnología le da al juego un toque de originalidad que me sorprendió al ver lo hermoso que esto podría lucir.

Super Mario Odyssey | Por: Adrián

Este año tuve la oportunidad de jugar diversos videojuegos, algunos con excelentes historias, otros con gráficos fantásticos, pero ninguno me hizo divertir tanto como Super Mario Odyssey. No me malentiendan, no soy un fanboy de Mario, de hecho hasta tenía mis dudas sobre el juego pero me sorprendió para bien. Me atrevería a decir que es uno de los mejores juegos del icónico plomero de Nintendo.

El juego luce genial tanto en el dock como fuera de él, el plot es prácticamente el mismo que en entregas anteriores… Pero es en sus mecánicas donde encontramos su mayor atractivo.

Hay algo de la vieja fórmula The Legend of Zelda presente en este juego de Mario, en donde las herramientas y objetos, se vuelven parte fundamental del gameplay para poder continuar la aventura. Gracias a Cappy –el nuevo sidekick de esta entrega–  podemos controlar a viejos enemigos de la saga como Chain Chomps, Goombas, Hammer bros, etc. así como otros objetos o seres que se encuentran en cada uno de los mundos que visitaremos.

Es divertidísimo poder tomar el control de dichos enemigos para abrirnos paso a través de los mundos bien diseñados e incluso para derrotar a jefes de nivel. Además podemos conseguir trajes que nos ayudarán a desbloquear lugares ocultos, jugar entre el clásico mundo 2D y el 3D; son tantos los secretos que nos aguardan, los que hacen sentir a éste, una auténtica pero entretenida odisea.

Super Mario Odyssey es para mí, una gran opción para tomarte un descanso de aquellos excelentes juegos con tramas complejas o de aquellos juegos de duración abrumadora. Nada de complicaciones, Super Mario Odyssey es diversión pura de principio a fin, un juego apto para todas las edades y una gran recomendación para todos los poseedores de un Nintendo Switch, no por nada fue nominado como Juego del Año en los Game Awards 2017.

Halo Wars 2 | Por: Gush

El género RTS no es nada austero en el mundo de los videojuegos, sin embargo la mayoría de los títulos que más aprovechan sus bondades sólo existen en PC, así que en consolas las opciones son un poco más limitadas. Halo Wars 2 es una de ellas, y aunque no es perfecto, logra el objetivo principal: entretener.

Su historia y campaña son cortos, pero el valor realmente viene después de terminarlos: los modos multi-jugador, son suficientes para atraparte y hacerte regresar una y otra vez sin importar que sea en línea o de manera local. Además de contar con muchos coleccionables y recompensas que enriquecen tu experiencia y el ya increíblemente vasto universo de Halo, un must para los fans de la franquicia indudablemente. También cuenta con controles bastante cómodos y con rápidos accesos y atajos que hacen que utilizar el control no se siente extraño ya que generalmente estos juegos están diseñados para jugarlos con teclado y ratón.

Halo Wars 2 no reinventa el género, pero ayuda a mantenerlo vivo en el mundo de las consolas, espero que más estudios continúen viendo ese potencial y lancen más títulos de esta calidad.

Cuphead | Por: JC

Debo empezar diciendo que si bien trato de jugar sin importar la plataforma, este fue el año en el que más jugué en Xbox One. No digo que fue la consola que ganó en mi opinión, pero sí lo hizo de manera inesperada una de sus exclusivas; no suelo tener grandes expectativas por juegos que llevan mucho tiempo en desarrollo, ya que muchas veces eso ayuda a que al final no resulten tan bien.

Sin embargo, tuve la oportunidad de poner mis manos en Cuphead jugando tanto en solitario como en cooperativo, y debo decir que me sorprendió mucho como está tan bien diseñado para jugarse de ambas formas. El reto en cada nivel y cómo vas aprendiendo a aceptar la derrota para por fin pasar ese nivel en el que llevas 45 minutos atrapado, es algo que ya no vemos muy seguido.

A pesar de que no jugué mucho de lo que se estrenó este año me siento bien sabiendo que pude probar este gran juego que tiene casi todo para ser un título perfecto.

Resident Evil 7: biohazard | Por: Pam

Aquellos que me conocen de cerca sabrán que Resident Evil es mi franquicia favorita. Así que el 24 enero de 2017 fue ese día que desde junio del año pasado, estaba marcado en los tonos más neón que hubiese podido encontrar.

Resident Evil 7: biohazard es un título único para los estándares de la franquicia; llegó para devolvernos esos sustos que se habían escondido bajo la cama; para atraparnos más en su mundo, su atmósfera y su historia con ayuda de PlayStation VR y, finalmente, para demostrar que no siempre es necesario empezar de cero para ofrecer algo fresco y eliminar el sentimiento de monotonía en la comunidad.

Aprecio a esta séptima entrega como una pieza singular, casi independiente… pero también como un buen eslabón en la serie. Porque a pesar de que nunca fui una detractora empedernida de la reinvención post-RE4, durante los últimos años tuve la impresión de que era necesario considerar ya el cierre de muchos ciclos innecesarios mientras se abren nuevos, para poder lograr una madurez y trazar la línea de inicio hacia el futuro de la historia.

RE7 es solamente el inicio de ese futuro; uno que olvida por completo lo que ya no necesita volver más, que se olvida de la vieja Umbrella y nos empuja hacia nuevas amenazas, que nos saca de la zona de confort con un nuevo elenco pero que, al mismo tiempo, decora nostálgicamente con algunas referencias para la vieja escuela.

Cuphead | Por: Ivan

Este año el catálogo de videojuegos sorprendió a muchos, a otros nos dejó con mayores expectativas que no fueron saciadas del todo. Pero en este recuento, no resulta tan difícil decidir por algún título que guarde un lugar muy especial en nuestra biblioteca, escritorio y en nuestro corazón.

De los pocos juegos que pude probar este año, sin duda, Cuphead es el que se lleva el año para mí. Tal vez muchos dirán que no merece una gran mención más que Mejor Juego Indie, pero pocas veces podemos presenciar que un juego nos permita hablar del mismo por bastante tiempo.

Cuphead merece la mención por ser un juego redondo. Me refiero a distintas características para poder decir que lo es; la primera es la dirección de arte, un homenaje a los dibujos animados ignoradaos por muchos, añorados por otros tantos; el acompañamiento musical es el mayor acierto de los creadores de este juego, el ritmo es esencial en todo momento.

Y, sin temor a equivocarme, apelar a la nostalgia de aquellos juegos que disfrutamos en las arcades es el mayor acierto: power-ups, infinidad de objetos por esquivar y Jefes Finales que recordaremos con gran cariño. Además una dificultad bastante alta pero con una curva de aprendizaje que te permitirá completar ese nivel al que le dedicaste mínimo 30 minutos de tu tiempo.

Horizon Zero Dawn | Por: Anuar

Este año tuvimos la fortuna de ver un buen número de juegos excelentes y la elección a mi juego del año fue un poco difícil, he de aceptar, pero sin duda aquél que más cumplió con mis gustos personales fue definitivamente Horizon Zero Dawn.

Ya dejando un poco de lado lo magnifica que es la saga Killzone, la verdad tenía miedo de que la nueva IP de Guerrilla Games no resultara igual por las proporciones que adelantaba en cuanto al gameplay e historia. Yo no sentía tanta emoción pre-lanzamiento como los demás, pero al jugarlo, es imposible no quedar enamorado de Aloy y el bellísimo paisaje montañoso en el que se desenvuelve la historia.

La flora y fauna, junto con el clima dinámico y el ciclo de día y noche hicieron que me enamorara rápidamente del juego. Cazar máquinas, ya sea en silencio total o a través de una confrontación frente a frente es bastante agradable. Los enfrentamientos no llegan a ser repetitivos, por la cantidad de máquinas que hay ha vencer y principalmente por su tamaño, unos son muy pequeños como perros y otros son del tamaño de un T-Rex.

Al final, la dedicación de Guerrilla Games queda bien plasmado en este título tan completo. Cada momento en él fue un goce total: las batallas, el paisaje, la historia, la narrativa, los personajes, el soundtrack… Todo.

Hellblade: Senua’s Sacrifice | Por: Diego

Aunque no tuvo tanta exposición como otros juegos –incluso independientes–, este año apareció un título de los que se convertirían en un ejemplo extraordinario de narrativa en videojuegos. Hellblade: Senua’s Sacrifice es un viaje en más de un sentido: su historia ataca por completo a la parte emocional mientras profundiza en leyendas nórdicas y la aventura de Senua a través de los mundos del Yggdrasil.

Lo interesante es que el viaje también nos sumerge todo el tiempo en la psique de Senua por medio de proyecciones y sonido binaural que, de acuerdo con el mensaje al inicio del juego, fueron confeccionados con la supervisión de psiquiatras y se basaron en testimonios y la experiencia de verdaderas personas con psicosis, por lo que el resultado es una representación muy realista.

El desempeño actoral de Melina Juergens al dar vida a Senua es sorpresivo –considerando que ella anteriormente fungía como editora de video para Ninja Theory y no tenía experiencia alguna en la actuación– y se complementa impecablemente con el nivel gráfico del juego, el fluido gameplay y un sistema balanceado de acertijos que en conjunto nos llevan fácilmente a tener la sensación de que estamos jugando una película interactiva.

Sin ser un juego precisamente largo, Hellblade logra el cometido de contarte una historia por medio de diálogos y grandes sensaciones. No cabe duda de que no solamente es el juego que elijo como el más destacado del año, sino que también será uno de mis favoritos de ahora en adelante.

Antes de despedir este M# Picks, todo el equipo envía un agradecimiento grande a todos aquellos que nos han seguido durante un año más, y por supuesto, les deseamos un increíble 2018.

Twitter: @MissingNumber_ | Facebook.com/MissingN

Comentarios