Descubre cómo el clásico NBA Jam conquistó el mundo del arcade

NBA Jam Postmortem
Gracias a su creador Mark Turmell, conocerás los secretos detrás del icónico juego noventero de baloncesto.

A pesar de que la Game Developers Conference 2018 ya haya concluido, sus valiosas ponencias aún dan mucho de qué hablar. Como ejemplo tenemos esta conferencia titulada Classic Game Postmortem: NBA Jam. 

Para quienes no estén familiarizados con el término, un postmortem es un análisis profundo de algo que ya está muerto. Dentro del ámbito de la informática, el concepto se aplica a proyectos de software cuyo desarrollo fracasó, o cuyo lanzamiento se produjo en años anteriores.

Además la finalidad de estas pláticas no es vanagloriarse ni encontrar culpables, sino realizar exhaustivos procesos de análisis, reflexión y aprendizaje.

La actitud del baloncesto llevada a las salas de juego

En este caso Mark Turnell —director de programación de NBA Jam—, decidió hacer este ejercicio para enseñar a sus contemporáneos y a las nuevas generaciones, los aciertos y errores del juego de arcades.

También es interesante conocer cómo se superaron las diversas limitaciones técnicas, para traer a los aficionados del deporte ráfaga una experiencia que vació los bolsillos de muchos chicos durante los noventa.

Por ejemplo, para simular los rostros de los jugadores y llevarlos a la pantalla, los miembros del equipo de producción se pasaron horas examinando las jugadas de astros como Reggie Lewis, Charles Barkley, Scottie Pippen, entre muchos otros. Posteriormente, los desarrolladores capturaron cerca de 54 poses distintas por jugador, mismas que después se llevaron al entorno digital.

De forma paralela, el postmortem de NBA Jam nos brinda un contexto histórico y cultural de la fiebre del baloncesto durante los noventa. Así mismo se analizan otros fenómenos culturales que surgieron es esa época, como el éxito de Jurassic Park, el debut del Super Nintendo Entertainment System o cómo los juegos de licencias adquirieron un carácter más formal y una atención mediática mayor.

No podía faltar la mención honorífica al anunciador Tim Kitzrow, conocido popularmente por aportar la frase Boomshakalaka! al fugaz mundo del baloncesto. De acuerdo con Mark Turnell, en ese entonces se le pagó a Kitzrow $900 dólares por su participación, sin saber que su colaboración quedaría marcada para siempre en la historia de los juegos de la NBA.

Si eres fan del baloncesto o del desarrollo de títulos clásicos, te aseguramos que ver esta conferencia de principio a fin realmente valdrá la pena.

NBA Jam Postmortem

Fuente: Games Developer Conference @ YouTube | Vía: Kotaku

(Colaborador en Missing Number)

Entusiasta de videojuegos, anime, cine y juegos de rol. Sígueme en @MekaniDragon_OP

Comentarios