My Current [ music ] Obsession | Streets of Rage II

MyCurrent_Streets_Interior
Recordamos uno de los beat ‘em up más pegajosos y memorables de la década de los años 90 en un breve paseo. Streets of Rage II.

A partir de ahora, de vez en cuando me sentaré a rememorar algunas de las joyas de la música o videojuegos –o ¿por qué no? Ambas– que han dejado alguna huella en mi vida y que posiblemente estén escondidas también en lo más profundo de su nostalgia. Ante un concepto tan sencillo, el preámbulo sale sobrando, así que quédense conmigo pues hoy les hablaré de un juego que fungió como un gran exponente de SEGA Genesis.

Streets of Rage II fue publicado en el año en el que nací (1992) y aunque mi gusto por los videojuegos no tardó tanto en brotar, nunca estuve precisamente cerca de las consolas de SEGA y más bien me adentré en el mundo teeny y tridimensional de PlayStation. Pero creo que es ahí en donde encuentro la belleza de este título, pues a más de dos décadas de su llegada al mundo, disfruto cada vez que lo veo y me di la oportunidad de conocerlo a una edad en la que no solamente comencé a apreciar los videojuegos como obras creativas y no solamente como un medio de entretenimiento.

Más allá de querer hablar del gameplay de este gran beat’em up, –que por cierto era fantástico y más si se disfrutaba al lado de un amigo– quiero hacer una mención con honores a su increíble música, y es que a mi parecer, es un gran referente de la época a la que representa, los noventa.

Friday at the Disco Club

Streets

Este increíble score salió de la mente del compositor Yuzo Koshiro en una época en la que para poder hacer música de videojuegos no solamente era necesario tener conocimientos en composición musical, sino también habilidades de programación y tecnología. Koshiro supo aprovechar muy bien estos aspectos, consiguiendo una mezcla de melodías realmente innovadora; así fue como se valió de un lugar entre los compositores más importantes de la era de los 16-bits.

A primera instancia, lo que podemos notar al escuchar alguna de las melodías de Streets of Rage es un tono festivo y urbano, pero nocturno, como si fuéramos de rumba a la discoteca… Bueno, pues ese es exactamente el tema que Koshiro tomó como inspiración para comenzar a componer: las sensaciones que tenemos al reflejar las luces de colores en nuestro rostro, el ritmo y el ánimo de en el recinto, todos bailando a nuestro lado.

Koshiro decidió que debía ser así, independientemente del concepto del juego que era callejero y muy YOLO, porque SEGA Genesis estaba comenzando a tener gran éxito en América, un territorio en donde la música de club ganaba popularidad y en un momento en el que las compañías todavía no eran tan osadas para mezclar el universo de la música con los videojuegos de manera tan compleja. Y funcionó.

La longevidad del título no solamente recae en la nostalgia de su historia, sus mecánicas o su dirección de arte, sencillamente no podría entender tanto a Streets of Rage si no hubiese sido por su música. Así que les dejo por aquí una de mis melodías favoritas de esta secuela:

👩🏻🎤

Nota: La versión original de este artículo fue anteriormente publicada por mí misma en el portal de Yupik durante mis tiempos de colaboradora en su espacio. Debido a que en dicho portal no existe respeto alguno por el crédito de cada creador y luego de que sin previo aviso retiraran mi nombre de algo que, de hecho era mi propia sección, decidí traer mis contenidos conmigo.

(Editor in Chief)

I write my heart out at Missing Number & I'm a Resident Evil diehard × ♡

Comentarios