Siete personajes basados en leyendas japonesas 

Leyendas

Muchos de nuestros personajes favoritos en los videojuegos, deben su origen y representan un homenaje a muchas leyendas de Japón, en esta ocasión te presentamos algunos de ellos.

Ya antes había hablado aquí de algunos seres mitológicos japoneses que aparecen en diversos videojuegos, y siguiendo con esa temática, ahora quiero compartirles un poco acerca del origen de algunos personajes populares que rinden su fuente de inspiración en diversas historias del país nipón; así que sin más preámbulo, vengan conmigo a conocerlos.

Hanzo (Overwatch)

Leyendas

Hanzo era un nombre relativamente común en Japón pero sin dudas el personaje de Overwatch está basado en la figura histórica de Hattori Hanzo. Seguro el nombre te recordará a la película Kill Bill, pero a diferencia de la película, el Hattori Hanzo real no fue un armero sino un famoso samurái y ninja del siglo XVI que sirvió a Tokugawa Leyasu. Así es, contrario a la imagen popular de Hollywood y los relatos de algunos historiadores americanos del siglo pasado, la figura del ninja era muy diferente a la que tenemos hoy en día. El ninjutsu en realidad es una parte de todos los estudios que debía conocer un samurái, Hattori Hanzo se especializó en esa área que incluía conocimientos de espionaje e infiltración y eventualmente se volvió líder de los clanes de espías de Iga, región que aún hoy en día es muy reconocida en la historia del ninjutsu. Su fiereza en el combate le ganó el sobrenombre del “Demonio” Hanzo y la destreza de sus hombres era tal, que fueron comisionados con vigilar el mismísimo castillo de Edo, en lo que actualmente es Tokio.

Un detalle interesante del personaje de Overwatch es que prefiere usar el arco como arma principal, y es que aunque muchos ven al samurái como un guerrero que se especializa en la espada, en realidad durante una batalla preferían el uso del arco y la lanza. La katana ganó prominencia entre los samurái durante los períodos de paz cuando eran más comunes los duelos y era costumbre portar la espada en el día a día.

Magikarp y Gyarados (Pokémon)

Leyendas

No podía dejar de mencionar estos dos personajes que están basadas en un mito muy popular en Japón que como muchos aspectos de la cultura nipona, en realidad fue tomada de la cultura china.

De acuerdo con la leyenda, en la parte más alta del río Huang (río amarillo) existía una puerta conocida como La Puerta del Dragón donde los dioses premiaban el esfuerzo de aquellos peces que nadaran contracorriente, si atravesaban dicha puerta, se convertían en poderosos dragones. Se cuenta que muchos peces intentaban lograr dicha hazaña pero sólo las coloridas carpas de colores conocidas como Koi se esforzaban tanto que al final se transformaban en dragones. Este es un tema recurrente en la cultura japonesa donde reconocen que la disciplina y el esfuerzo eventualmente rinden frutos.

Amaterasu (Ôkami)

Leyendas

Si has jugado Ôkami seguro sabrás que Ammy es en realidad una encarnación de la diosa Amaterasu, ella es una Megami (diosa) que representa al Sol. Su leyenda empieza con los dos grandes dioses creadores: Izanagi e Izanami, que eran marido y mujer y de cuya unión surgieron muchas islas y dioses de Japón.

Pero durante un embarazo Izanami falleció y su marido fue a rescatarla al inframundo, fracasó y al regresar a la Tierra procedió a purificarse y así fue que engendró a tres divinidades: de su nariz surgió Susanoo, dios de las tormentas; de su ojo izquierdo Tsukuyomi, dios de la luna; y finalmente de su ojo derecho Amaterasu, diosa del Sol. Ella fue elegida para regir el alto plano celestial donde viven los demás dioses (conocidos como Kami), también se cuenta que la casa imperial de Japón desciende de ella, los gallos son sus heraldos pues con su canto anuncian la salida del sol y los cuervos le sirven como mensajeros.

La leyenda más conocida de Amaterasu cuenta que el comportamiento agresivo de Susanoo provocó que la diosa se recluyera en una cueva, pero con esto el día se quedaría sin luz, así que los dioses organizaron una gran fiesta con la intención de que saliera para ver lo que pasaba afuera de la cueva; se les ocurrió colocar un espejo y joyas en la entrada como parte de una trampa.

Cuando Amaterasu asomó se sorprendió al ver su reflejo y ese momento lo aprovecharon los demás dioses para poder sacarla al fin. Una vez que ella calmó, Susanoo le presentó una poderosa espada llamada Kusanagi que obtuvo al derrotar a la monstruosa serpiente conocida como Yamata-no-Orochi. Desde entonces la espada, el espejo y las joyas se convirtieron en tesoros celestes y la diosa los entregó a los primeros miembros de la casa imperial japonesa, hoy en día aún se conservan aunque su origen real es desconocido y muy pocas personas los han visto pues son celosamente guardados. Esos tres elementos están muy presentes en el juego de Ôkami pues son los tres tipos de armas que puede usar Ammy.

Nobushi (For Honor)

Leyendas

Generalmente la percepción que tenemos de la sociedad de Japón feudal es que es bastante machista y aunque en buena parte es cierto, había notables excepciones, tal es el caso de las mujeres de familias samurái. Tanto las esposas como las hijas contaban con un nivel de educación alto pues debían hacerse cargo de administrar todas las tierras y propiedades mientras los hombres iban a la guerra pero también tenían que ser magníficas combatientes para poder defender su hogar en caso de una invasión enemiga, a estas mujeres se les conocía como Ona Bugeisha que puede traducirse como mujer guerrera y seguramente inspiraron a la Nobushi, personaje del juego For Honor.

Así pues ellas entrenaban desde temprana edad sobre todo en el uso del arco y la naginata, una especie de lanza que tenía una hoja de espada en un extremo que, aunque fue desarrollada para usarse en el campo de batalla por guerreros samurái, eventualmente se volvió el arma tradicional de las mujeres pues podía compensar cualquier desventaja de fuerza que pudiera existir ante un rival. Esa tradición sigue tan vigente que aún hoy en día las mejores maestras en naginata son mujeres y es el porqué es el arma de elección de la Nobushi.

Pero las mujeres no sólo se quedaban a defender su hogar, también peleaban lado a lado junto a los hombres. En fechas recientes se han excavado en varios sitios de batallas y se encontró que hasta la tercera parte de todos los cadáveres encontrados pertenecían a mujeres y también hay evidencia escrita como en el poema del Cantar de los Heike donde mencionan a mujeres como Tomoe Gozen quien por sus hazañas decían que en el campo de batalla valía tanto como mil guerreros.

Tengu (Dead or Alive)

Leyendas

Tengu literalmente puede traducirse como “perro celestial” y en el folclor japonés se trata de seres sobrenaturales (Yôkai) mitad hombre, mitad ave de rapiña (usualmente un cuervo), según la leyenda los Tengu surgen cuando un hombre muere y aunque en vida no fue tan malvado como para merecer el infierno, su ira, su vanidad y su orgullo no le permiten entrar al cielo así que su espíritu vaga por la Tierra en la forma de un Tengu causando daño a los seres humanos.

En el caso del Tengu de Dead or Alive en realidad es una clase de Tengu conocido como Daitengu que tiene rasgos más humanos y un carácter menos violento que los Tengu comunes. Los Daitengu usualmente visten ropas de monje, viven en las montañas donde se dedican a meditar y entrenar, son excelentes para las artes marciales y muchos humanos los buscaban para aprender de ellos. En algunas regiones incluso son venerados y actúan como guardianes y guías espirituales de los seres humanos pero solo si los consideran dignos.

Mitsurugi (Soul Calibur)

Leyendas

Mitsurugi está basado en uno de los mejores y el más famoso espadachín de Japón, Miyamoto Musashi, quien fuera un samurái sin señor (Rônin) que vivió entre los siglos XVI y XVII. Se cuenta que ganó su primer duelo a muerte a los 13 años y poco después decidió dedicar su vida de lleno a dominar el arte de la espada, para lo cual viajó por todo el país retando a duelo a grandes maestros y participando en una de las batallas más famosas de Japón conocida como la batalla de Sekigahara.

Musashi también era famoso por ser un gran estratega y aplicar algunos métodos poco ortodoxos para ganar sus combates, en una ocasión llegó tarde a un duelo para hacer enojar a su oponente y poder derrotarlo con facilidad debido a su estado de ánimo. En otra ocasión un grupo entero de Samurái quiso emboscarlo así que lo retaron y como esperaban que Musashi llegara tarde creyeron que tenían tiempo para montar su trampa, pero Musashi se adelantó y llegó mucho más temprano al lugar donde los tomó por sorpresa matando a varios de ellos y haciendo huir al resto. Se cuenta que Musashi peleó y ganó en más de 60 duelos a muerte durante su vida y lo más sorprendente es que en la mayoría, sus armas predilectas eran un par de espadas de madera (bokken), aunque según algunas leyendas, tuvo una sola derrota a manos de Mûso Gonnosuke.

Durante sus últimos meses de vida se retiró a meditar a una cueva de Reigandô cerca de Kumamoto donde escribió el famoso libro de los cinco anillos, una de las obras literarias más importantes de Japón.

Masamune (Final Fantasy VII)

Leyendas

Para cerrar con broche de oro, voy a incluir en la lista esta legendaria arma que aunque no es un personaje como tal, aparece en varias entregas de Square Enix y en muchos otros juegos; aunque su aparición más reconocida es sin duda en Final Fantasy VII, pues es el nombre de la icónica espada de Sephiroth, una Ôdachi (gran espada) llamada Masamune y que tiene una historia de fondo muy interesante.

Gorô Nyûdô Masamune fue el herrero más afamado de Japón, y es que sus espadas estaban forjadas con una técnica que hasta los mejores artesanos actuales no han podido replicar del todo. Se cuenta que las armas que él forjó están imbuidas con poderes mágicos y aquellos que las portan están destinados a grandes cosas, en la actualidad algunas de las espadas de Masamune son literalmente invaluables, no es posible comprarlas y son tesoros nacionales de Japón.

La leyenda más famosa de Masamune cuenta que una vez tuvo un duelo contra su alumno Muramasa –otro gran armero japonés que en realidad nació mucho después que Masamune–, ambos se retaron a hacer la mejor espada y después de meses de trabajo las probaron en un arroyo. Muramasa colocó su espada “Diez Mil Inviernos” con el filo contra la corriente y cortó todo lo que se atravesó, una hoja, un pez y hasta el mismo viento. Cuando llegó el turno de Masamune, colocó su espada “Manos Suaves” pero a pesar de que parecía tener un filo excepcional, no cortaba nada de lo que pasaba cerca, las hojas pasaban suavemente a su lado y los peces chocaban con ella sin recibir daño. Muramasa estaba seguro de su triunfo pero un monje que pasaba lo reprendió pues aunque su espada era magnífica, la de Masamune estaba en otro nivel ya que a pesar de tener un gran filo no cortaba nada que no merecía ser cortado y en cambio la espada de Muramasa cortaba sin piedad con verdadera sed de sangre.

Y es que en Japón las espadas de Masamune son consideradas herramientas virtuosas mientras que las espadas de Muramasa se dice están malditas, esto es algo que puedes ver reflejado en varios videojuegos donde aparecen armas de estos herreros.

***

De momento voy a dejar hasta aquí el tema pero si te pareció interesante te invito a que no dejes de leer Missing Number pues seguramente voy a preparar más artículos como éste. ¡Hasta entonces!

Por: Carlos Jaime Yerena.

Otros artículos: El folclor japonés y su presencia en los videojuegos.

(Features Editor)

Declarado caballero según las enseñanzas del arte de la caballería, apasionado de la esgrima japonesa, el combate escénico y el malabrismo con fuego. Cabalgo por la vida buscando aventuras, a veces peleo contra molinos de viento y no estoy del todo cuerdo.

Comentarios