Reseña | The Crew 2

The Crew 2
La abrumadora sensación de un mundo abierto… sin nada divertido que hacer.

Si hubo un publisher que creció mucho en la pasada generación de consolas, ese fue Ubisoft. Rápidamente la compañía francesa supo hacerse de una reputación, para bien o para mal, como la creadora de mundos abiertos interesantes, llamativos… pero también con problemas vitales, como bugs y pérdidas de ritmo.

Parte del problema de la compañía era que cargaban con el estandarte de Assassin’s Creed que seguían y seguían explotando sin diversificar más la franquicia o lograr colocar una nueva IP en el gusto de la gente. Watch Dogs fue un intento que a más de uno dejó sorprendido cuando fue anunciado para, posteriormente llevarnos a la amplia decepción una vez que fue lanzado.

Algo parecido sucedió con The Crew, en aquel ya lejano 2014 cuando fue presentado durante E3. El juego prometía innovar el género de los juegos de carreras, implementando elementos como un mundo abierto y ciertas características RPG. Recuerdo exclamar emocionado en aquel entonces “¡wow!, Ubisoft está creando un MMORPG de carros”, y es que lo mostrado nos enseñaba que podíamos recorrer todo Estados Unidos de costa a costa, ir en carretera y unirnos a eventos dinámicos que ocurrían en el mapa además de jugar con amigos para hacer diferentes cosas.

Como era de esperarse, el juego pasó sin pena ni gloria, al grado de que cuando fue anunciada su secuela sirvió de recordatorio de que algunos de nosotros nos llamó la atención la propuesta del primer título, pero no existía una petición general de que se realizara.

The Crew 2

Comienza tu historia como piloto estrella

The Crew 2, al igual que su antecesor, intenta seguir innovando el género de carreras. Manteniendo la misma premisa de tener todo el territorio de Estados Unidos como tu patio de juegos, The Crew 2 ahora nos ofrece la posibilidad de apreciar esta experiencia por tierra, mar o aire.

Por tierra dispondremos de carros deportivos, motos, monster trucks y hasta de Fórmula 1. Por aire tendremos avionetas de diferentes diseños, hasta algunos modelos de la milicia, y por agua tendremos lanchas normales y algunas modificadas especiales que son las que se utilizan en este tipo de deporte acuático.

En el universo del juego, seremos un corredor novato que acaba de entrar en un tipo de reality llamado Xtreme Live. Este programa ficticio llama al país norteamericano como MotorNation, y disponen de todo el territorio para grabar sus deportes extremos. Sí, la ficción impera en el título y este no busca ser lo más creíble que digamos. Conforme vamos participando en diferentes pruebas iremos ganando seguidores que nos abrirán las puertas de nuevas pruebas, vehículos y dinero dentro del juego.

The Crew 2

Muchas opciones que terminan por desperdiciarse

Con todas las posibilidades que tres diferentes formas de vehículos nos otorgan, el gran territorio de mundo abierto con el que disponemos, y la premisa de ser un juego estilo RGP en línea, uno esperaría una experiencia que podría ser el juego definitivo de carreras. Sin embargo, todo esto juega en su contra y termina por destruir al juego de una manera descomunal.

El gran problema de The Crew 2, es que intenta ser tantas cosas que no logra funcionar bien en ninguno de sus elementos. En gameplay carece de mecánicas sólidas y de un control decente. No importa si estamos manejando un monster truck o un Aston Martin, el peso del vehículo no diferencia tanto como uno podría esperar. El sentimiento de velocidad también no logra ser transmitido de buena forma, y las físicas del juego son pobres y no tan claras. Por dar un ejemplo, las colisiones llegan a ser inverosímiles, teniendo construcciones que pueden llegar a ser destruidas para que después te topes con algunos elementos que te detienen en seco como rejas o puertas.

The Crew 2

Los circuitos acuáticos son interesantes, hasta que te das cuenta de que no importa como venga la marea, ni las olas, tu vehículo acuático se comportará de la misma forma. Si acaso el único medio que no presenta tantas inconsistencias es el aéreo, aunque no es como si tuvieras muchas opciones para probarlo, la mayoría de estas pruebas se trata de realizar piruetas o cumplir con cierto recorrido.

Puede sonar corto dicho análisis de los tres diferentes transportes, pero es la triste realidad del juego, ya que no te ofrece mucho que hacer con ellos dentro del mundo abierto. Las pruebas más robustas serán las terrestres, donde tendremos desde carreras callejeras, rallys, hasta circuitos formales de carreras profesionales. Después de la tercera ciudad visitada te darás cuenta de que es exactamente lo mismo. Careciendo de un elemento diferenciador primordial más allá del paisaje que te puede ofrecer una locación a otra.

Elementos de diferentes géneros que no terminan por rescatar la experiencia completa

The Crew 2

Ahora bien, los elementos RPG se hacen presente en las cualidades de nuestros vehículos, conforme subamos de nivel mientras conseguimos seguidores nos otorgarán loot de diferentes colores, cómo es costumbre en los MMORPG que significan la rareza de dicho objeto. De esta forma podremos ir mejorando nuestras estadísticas, sin necesidad de ser unos conocedores de mecánica.

El diseño de los autos podremos modificarlo con un robusto editor de diseño que ya está siendo explotado por la comunidad del juego. Podremos encontrar desde diseños deportivos, hasta algunos más particulares. El juego también cuenta con modo fotografía con diferentes opciones para captar el momento justo de tus hazañas.

The Crew 2

Si bien en mecánicas hemos visto que el juego palidece bastante, los elementos MMORPG no terminan por ayudarlo del todo. En primera instancia el juego necesita de una conexión constante a internet, si nos encontramos jugando y la conexión se pierde, nos sacara de manera abrupta del juego hasta la pantalla principal, algo que en Ubisoft no es nuevo, pero sorprende que no aprendan de este tipo de decisiones sin sentido.

¿Y mis carreras en línea?

El juego se siente incompleto al no contar con PvP de lanzamiento, algo que le hubiera ayudado mucho, ya que, teniendo todo este gran mundo abierto, te cansaras de ver a los fantasmas de los demás jugadores sin que puedas interactuar con ellos más que para agregarlos a tu lista de amigos y ver su puntaje de juego. No es como si pudieras crear una carrera en cualquier lugar, ni mandar invitaciones de juego y en ese momento iniciar una competencia de la nada. No, The Crew 2 te mantiene encerrado en todo un país, atado a sus reglas y a sus actividades aburridas y monótonas.

The Crew 2

Otro intento de interacción del juego es la posibilidad de marcar el mapa con diferentes retos personales, es decir, si a mitad del desierto logras un derrape de 500 metros, el juego automáticamente marcara dicha zona y te colocará como el amo y señor de los derrapes en dicha locación, hasta que algún valiente llegue de forma premeditada o por mera casualidad, y logre romper tu récord.

Los gráficos terminan por llevar a The Crew 2 a la sección de juegos usados en las tiendas. Como todo el título, los gráficos son inconsistentes, y terminan inclinándose más del lado de lo mediocre. Aunque algunos paisajes como atardeceres llegan a verse bien, la mayoría del terreno se ve de poca calidad. Algo que de cierta manera es comprensible observando el tamaño descomunal del mapa y lo que hubiera significado la tarea titánica de mantener una calidad visual de primera. Es como esas figuras de tu personaje favorito que de lejos hacen que quieras aventar tu cartera, pero de cerca parecen figuras de maqueta de primaria.

The Crew 2

Después de jugar por varios días para realizar esta reseña, me di cuenta de que lo único que disfrutaba del título era su soundtrack. Lo que ya es decir mucho. Con diferentes estilos que van desde música pop, electrónica, rock, trap, entre otros, por lo menos disfrutarás de buena música licenciada.

Inconsistencia con una clara ausencia dirección en diseño

The Crew 2 es un juego aburrido que no vale lo que cuesta y que intenta engañar al jugador haciéndolo creer que es un juego AAA. Por más que suene apantallante tener un mapa del tamaño de Estados Unidos con lanchas, carros y aviones, resulta hasta irónico que lo primero que nos venga a la mente de una mejor experiencia similar sea Diddy Kong Racing.

La premisa del juego es interesantísima y con mucho potencial, pero creo que fue llevada en la dirección equivocada. En vez de agregar los elementos acuáticos y aéreos, hubiera sido mucho mejor que todo el equipo de desarrollo se enfocara en mejorar todo lo que salió mal del primer título. Sigo pensando que crear un MMORPG de carreras puede llegar a ser un parteaguas en la industria, algo innovador que Ubisoft no ha logrado crear en dos ocasiones seguidas.

  • Gran soundtrack
minus
  • Mapa gigantesco poco aprovechado
  • Eventos y carreras monotonas
  • Físicas mediocres
  • Extraño sistema de colisiones
  • No mejora nada del primer título
  • Gráficos poco detallados
Veredicto
4
10
La secuela que nadie esperaba... y que nadie quería

Reseña | The Crew 2

En su afán de ser todo, The Crew 2 cae de manera proporcional al tamaño de sus ambiciones, fracasa de manera descomunal al no saber a qué público dirigirse. No es para el entusiasta de carreras que puede jugar los más complejos y realistas simuladores de conducción. Tampoco es para el aficionado de los retos arcade que busca experiencias estilo rápido y furioso. Termina por perderse en un limbo aburrido, monótono, y sin personalidad.

Comentarios