La violencia gráfica de Mortal Kombat 11 traumatizó a uno de sus desarrolladores

Mortal Kombat 11
Generar ese nivel de detalle en los Fatalities del juego tuvo serias consecuencias.

Desde la primera entrega de la serie, Mortal Kombat siempre se ha caracterizado por su alto nivel de violencia gráfica, elemento que ha aumentado con el paso de los años gracias a los avances tecnológicos que permiten tenga un nivel de realismo cada vez más impresionante, justo como el de Mortal Kombat 11.

Pero, lograr esas imágenes tan sangrientas que vemos en los Fatalities y Brutalities del juego tiene un costo, y en el caso de una persona que estuvo involucrada en el desarrollo, específicamente en la creación de las violentas animaciones de esos ataques, dicho costo vino en forma del conocido como síndrome de estrés postraumático (PTSD por sus siglas en inglés).

Según lo revelado por el desarrollador (cuya identidad se mantuvo anónima) a Kotaku, durante el proceso de realización de este apartado del juego, las personas involucradas estuvieron rodeadas de material gráfico que tomaron como referencia para su investigación, lo cual, en su caso, terminó por tener un impacto sumamente negativo.

“Caminabas alrededor de la oficina y alguien veía videos en YouTube de personas colgadas, otro miraba fotos de asesinatos y alguien más veía un video de una vaca en un matadero”, comentó el afectado quien llegó al punto de tener sueños con ese tipo de imágenes, lo que le ocasionó no querer dormir para así evitar verlas en su mente.

Mortal Kombat 11

Luego de un tiempo con ese problema, que de acuerdo con sus declaraciones no fue tomado con seriedad por los directivos de NetherRealm Studios, el desarrollador decidió acudir a terapia y fue así como le fue diagnosticado el PTSD.

El artículo menciona que esta persona también supo de otras con problemas similares, incluyendo una que comenzó a imaginar ese tipo de escenas sangrientas en su vida cotidiana. “El proceso de creación de estas cosas puede ser dañino para las personas”, señaló para luego añadir que lo menos que pueden hacer los desarrolladores por sus compañeros de trabajo, es “comenzar a hablar con ellos sobre estas cosas. Si no estamos resolviendo cosas, creo que al menos contar con gente de apoyo es realmente crucial”.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que juegues Mortal Kombat 11 o cualquier otro título con un nivel alto de violencia gráfica, piensa en los efectos que su creación pudo tener en las personas que estuvieron involucradas.

Fuente: Kotaku

Comentarios