Reseña | Trials Rising

Trials Rising
Existen pocos títulos que nacieron en la época de los juegos web que pueden presumir de haber sobrevivido y mejor aún, haber evolucionado al grado de contar con una base pequeña de fans en diferentes plataformas.

Trials es una de esas series que poco a poco han ido ganándose un lugar en cada plataforma donde llega a ser publicado. Desde el 2000 supo diferenciarse de cualquier juego de carrera que conocieras, y recuerdo hasta haber visto varios clones en juegos de java para celular en épocas previas a las eras de Android y iOS.

Y es que, cumple con dos premisas que hace a todo juego accesible: es fácil de entender, y adictivo de superar. La jugabilidad de Trilas es simple, con un botón aceleras, con otro frenas y con el stick controlas el centro de gravedad del piloto. Complementado con un buen motor de física y circuitos con varios obstáculos tienes un juego solido con el cual puedes experimentar. El objetivo del juego es que domines las mecánicas para saber cómo caer, como brincar y como colocar el cuerpo arriba de la moto para tener el mejor tiempo o llegar en primer lugar.

En esta ocasión RedLynx, estudio creador de la saga, y Ubisoft Kiev nos brindan una nueva entrega con Trials Rising, que viene a rescatar todo lo mal que se había hecho con Trials Fusion y Trials of the Blood Dragon, juegos que si bien es evidente trataron de agregar nuevo contenido para innovar, no lograron mantener la esencia principal del juego, y Trials Rising llega para demostrar que a veces menos es más.

Olvídate de las acrobacias innecesarias y los molestos disparos, concéntrate en mantener el equilibrio y disfrutar o maldecir en el mejor juego de la saga Trials… ¿o no?

El estilo original y sencillo de la serie esta de regreso

Trials Rising

Empezaré con lo bueno del juego, y es que Trials Fusion es el título con más pistas en la historia de la saga. Más de 120 circuitos son los que nos esperan una vez que logremos perfeccionar las técnicas y el control del juego. No sólo son cantidad: es un deleite ver cada una de las pistas que el juego te ofrece, desde acantilados con peligrosos barrancos, estudios de televisión o cine, hasta los monumentos y ciudades más icónicos del mundo. Más que pistas son escenarios, puestas en escena que complementan el humor y el desafío del juego.

Además tenemos la inclusión de diferentes retos en cada uno de estos niveles que brindan un buen motivo para rejugarlos más de una vez. La adición de estos desafíos le brinda frescura y variedad al gameplay, y van desde completar cierta cantidad de mortales hasta no caer en ninguna ocasión durante el recorrido.

Si esta cantidad de retos y pistas no son algo suficiente, el juego viene con un editor de niveles considerablemente robusto para que puedas crear el circuito de tus sueños, o bien adentrarte a la creatividad de la comunidad del juego.

Como ya mencioné, Trials Rising no tiene ningún añadido que afecte a la esencia original del juego, aunque RedLynx quiso experimentar con un modo que se asemeja más a un party mode. La moto Tándem permite que dos jugadores controlen una misma moto, encargándose de la parte trasera y delantera de la moto (respectivamente) creando situaciones por demás graciosas aunque frustrantes si no elegimos bien a nuestro compañero de juego.

Trials Rising

Pongo este modo como un punto a favor ya que en más de una ocasión me encontré jugando con mi hermano y riéndonos por montones al ver el desastre que provocábamos. Más allá de ser una opción seria, se ve que fue un experimento de los desarrolladores y la verdad es que ayuda a darle frescura al juego.

Unas clases en la Universidad siempre te ayudarán a mejorar

Por último tenemos la Universidad de Trials, el mejor añadido a mi parecer y que agradecerán tanto los jugadores nuevos como los más veteranos. Y es que de forma didáctica, divertida y muy bien implementado se nos enseñará cada aspecto técnico necesario para dominar el control, la física y los obstáculos del juego. Lo mejor de dichos tutoriales, es que están explicados por FatShady, jugador australiano y creador de contenido en YouTube y Twitch que la comunidad de Trials conoce a la perfección gracias a los tutoriales que en su momento subía de Trials HD.

Trials Rising

De hecho se nota la libertad con la que lo dejaron trabajar y su experiencia al enseñar a otros jugadores a ser mejores, y es que mira que volver al tutorial algo sencillo y hasta divertido tiene su gracia. Pero no todo es perfecto, y desgraciadamente Trials Rising tiene elementos suficientes para no lograr ser el mejor de la serie.

Farmear experiencia… ¿en un juego de motos?

El primero de ellos y el más frustrante es el sistema de progresión del juego y es que no bastará con superar cada circuito para desbloquear el siguiente sino también del nivel de nuestro personaje. Entiendo que esta decisión podría estar basada en que a mayor dificultad es necesario mayor habilidad, y para pulir tu habilidad es necesario dominar de principio a fin cada escenario, pero aun cuando completas todos los circuitos respectivos a tu nivel llegando a la mitad del juego se te pedirá subir hasta 10 niveles más lo que provocara que repitas circuitos una y otra vez por el mero hecho de conseguir experiencia algo que rompe el ritmo totalmente.

El otro problema de Trials Rising son sus tiempos de carga. Para esta reseña se usó la versión de PlayStation 4 y en ocasiones los tiempos de carga son excesivos, algo provocado por su necesidad de estar conectados a los servidores en todo momento para la obtención de información de rankings y de los “fantasmas” contra los que competimos en algunos circuitos. Aunque no es excusa que para un título de esta generación y que en teoría no demanda mucho procesamiento en el aspecto visual tengamos tiempos de carga tan excesivos.

Trials Rising

Por último, aunque quisiera aclarar que no afecta a la experiencia de juego significativamente, RedLynx y Ubisoft Kiev decidieron implementar el ya conocido y odiado sistema de Loot Boxes para obtener mejoras visuales de nuestro personaje y motocicleta. No lo pongo como un aspecto grave ya que la verdad termina cayendo en lo irrelevante. Las únicas mejoras visuales importantes o de destacar son aquellas que son para nuestra motocicleta y después de unas 5 cajas que abras y te llenes de patrones para tu ropa le perderás el intereses por obtener más. Un aspecto desperdiciado ciertamente pero que no perjudica a los jugadores ya que pueden ser adquiridas con dinero del juego.

Trials Rising se siente como una de sus mejores pistas. Sabes que quieres volver, pero hay detalles que lo vuelven frustrante que hacen que la pienses dos veces. La sensación de que pudo ser el mejor de la serie esta presente y se hace más evidente cuando nos fijamos en los elementos que evitan que lo sea.

  • Gran variedad de pistas
  • Vuelve a las bases originales del juego
  • Universidad de Trials
  • Desafios retadores
minus
  • Diseño de progresión innecesario
  • Loot Boxes irrelevantes
  • Tiempos de carga excesivos
Veredicto
8
10
La sencillez como base fundamental para la diversión

Reseña | Trials Rising

Trials Rising regresa a las bases que lo convirtieron en un juego adictivo y divertido. Tiene añadidos importantes que lo hubieran convertido en el mejor de la serie hasta el momento. Sin embargo, vuelve a carecer de fallos que impactan directamente en la jugabilidad, algo que sus creadores no han sabido por terminar de madurar en cuestión de diseño. Aunque es alentador ver a donde han llegado después de sus inicios y esperamos que este sea el paso que les faltaba para lograr el salto de calidad. Tal como lo es el espiritu de Trials, intentarlo de nuevo hasta que lo logres.

Comentarios