The Report | Nuestros juegos favoritos de la década

década
Un enorme número de juegos han visto la luz en los últimos diez años, pero sólo unos cuantos lograron cautivarnos por completo.

Por más increíble que parezca hemos dejado atrás una década, 520 semanas, 3640 días (aproximadamente) a lo largo de los cuales ocurrieron una enorme cantidad de eventos que nos marcaron de un modo u otro.

Al nivel industria de los videojuegos, durante estos diez años fuimos testigos de sucesos trascendentales, muchos de ellos positivos y otros que nos generaron profunda tristeza. Entre otras cosas, presenciamos un cambio generacional de consolas, vimos el surgimiento de nuevos estudios y la lamentable desaparición de otros; algunos géneros cobraron vida y llegaron para crear un gran estruendo; también, debimos decir adiós a figuras cuyo legado vivirá por siempre en nuestros corazones.

Obviamente, en estos diez años también fue publicada una inmensa cantidad de juegos, y aunque es cierto que una parte de ellos no lograron ser memorables, muchos otros sí tuvieron lo suficiente para cautivarnos gracias a sus historias llenas de dramatismo, sus personajes entrañables, sus impecables mecánicas y por tener un apartado visual y sonoro que hizo vibrar cada una de nuestras emociones.

Nombrar todos esos títulos que nos brindaron maravillosas horas de entretenimiento no resulta una tarea nada sencilla; sin embargo todos los que formamos parte del equipo de Missing Number hicimos nuestro mejor esfuerzo y elegimos aquellos tres juegos que nos marcaron de mayor forma durante los 2010s.

¿Quieres saber cuáles fueron nuestras elecciones? A continuación puedes hacerlo, pero no dudes en contarnos en los comentarios cuál fue la tuya.

Pam

3. LittleBigPlanet 2 (2011)
2. Journey (2012)
1. BioShock Infinite (2013)

Elegir solamente tres juegos de una gran lista de recuerdos no es tarea fácil. Las últimas generaciones nos trajeron momentos sin igual y mucha reflexión, y es por ello que elijo a BioShock Infinite como el gran abanderado de mi selección, pues en realidad no pude recordar algún otro título que me hiciera sentir algo parecido, en un terreno de juegos que no solía pisar con frecuencia.

El último título de lo que conocíamos como Irrational Games (y también, la última entrada de la franquicia en general) rescató solo lo esencial de sus títulos hermanos, como el caos y la idea de la imaginación de una nación “perfecta” luego del mismo, combinándose con tintes de ficción y mucha ciencia. Lo que hace que este título reluzca por sí mismo sin pararse bajo la sombra tenebrosa de Rapture, es precisamente el misterio involuntario en el que vamos cayendo poco a poco y los enredos argumentales que van cobrando forma hacia el final de la historia, y culminan con un desenlace que (quizás no era del todo inesperado) nunca imaginé llegaría de “ese” modo.

Al finalizar la aventura terminé con ese sentimiento poco frecuente de “¿ahora qué voy a hacer con mi vida?” y reflexioné sobre las miles de posibilidades que podríamos dejar volando en nuestras vidas al ir sobre una sola de ellas.

Luis Alonso

3. Gears of War 3 (2011)
2. Halo: Reach (2010)
1. Pokémon GO (2016)

Aunque no fue el primer juego del género de realidad aumentada, Niantic pudo combinar esta herramienta con la compañía de Pokémon para lanzar un título que ofrece una experiencia de juego fresca que puede llamar la atención a jugadores veteranos de las consolas de Nintendo así como a personas cercanas a la franquicia pero que por algún motivo no son tan allegados a los títulos principales.

Como muchas personas, conocí Pokémon por el anime y desde la infancia era un deseo que los monstruos de bolsillo existieran y se pudieran atrapar. Con el lanzamiento de Pokémon GO ese deseo se volvió una realidad, parcialmente. Desde hace más de 3 años obtuvimos un juego en el que podemos atrapar a todos los Pokémon, luchar contra rivales, desafiar gimnasios e intercambiar criaturas, con la facilidad de que está al alcance de todos pues el título es gratuito y solo se necesita un smartphone.

Con el pasar de los meses y años Niantic ha sabido dar soporte y actualizaciones al juego, con nuevas funciones que permiten mantener a todos los usuarios del mundo activos. Y la razón por la que elegí Pokémon GO como juego de la década es el convivio real (no solo en línea) que se puede generar con otros usuarios y literalmente, hacer nuevos amigos.

Aldo

3. XCOM 2 (2016)
2. The Legend of Zelda: Breath of the Wild (2017)
1. Persona 5 (2017)

Una idea. Una simple idea es todo lo que necesitas para hacer un punto, para ponerte a pensar y querer cambiar las cosas. La más reciente entrega principal de la franquicia de Atlus representa la culminación de años de aprendizaje y experiencia. Naturalmente no todo es perfecto en este juego (la historia podría estar mejor cohesionada, en especial al final, varios personajes pudieron haber sido mejor desarrollados) pero al final del día cuenta con un mensaje poderoso y un excelente gameplay.

Pelear ante las injusticias de la sociedad, alcanzar la libertad y la frase de que si no te levantas y sales a hacer algo, la vida nunca cambiará. Bajo capas de arte impecable, excelente diseño visual, un estilo atractivo y llamativo pero efectivo y excelente música memorable, yace una historia que es capaz de resonar con personas de todo el mundo de diferentes ámbitos sociales y culturales.

Persona 5 es un ejemplo perfecto de que los RPG por turnos siguen siendo una opción totalmente viable e incluso, argumentaran algunos, mejor que un RPG en tiempo real. La sencillez con la que funciona el combate, el reclutamiento de Sombras y la fusión de Personas es simplemente elegante y un futuro referente para otros juegos con sistemas similares, ya que es fácil de entender y lo suficientemente complejo para poder optimizar tu estilo de juego.

Finalmente el sistema social del juego es probablemente el mejor de la serie y es seguro que al menos encontrarás algún personaje con el que simpatices. Al final del día, este juego tiene algo para todos y cuando termine tu aventura (ya sea jugando el juego original o la nueva versión con contenido adicional próxima a salir) tu vida no volverá a ser la misma, la mía definitivamente cambió para bien cuando esto ocurrió.

Fernando

3. The Binding of Isaac: Rebirth (2014)
2. Bloodborne (2015)
1. Hollow Knight  (2017)

Con un reducido equipo de trabajo pero con una pasión incuestionable, Team Cherry se ganó su merecido lugar dentro de la industria con Hollow Knight. Este metroidvania no sólo es un ejemplo a seguir para otros developers independientes, también es una tesis acerca de la construcción de mundos imaginarios, diseño de personajes y niveles, enseñanza de mecánicas de juego, entre otros elementos destacables.

Toda la odisea del caballero mudo por desentrañar los misterios de Hallownest y su periferia, nunca dejó de sorprenderme en cada momento de tensión o tranquilidad. Y cuando creí haber acabado con la entrega del estudio australiano, los creadores brindaron a sus fans toneladas de contenido descargable gratuito.

Sabemos que los videojuegos y sus estudios están pasando por una etapa difícil, situaciones problemáticas en donde intervienen factores externos e internos. Pero entre controversias por microtransacciones, escándalos, protestas o divisiones entre creativos y su comunidad, Hollow Knight es un muy buen ejemplo del por qué amamos estas experiencias interactivas y sus respectivos universos.

Mike

3. Rocket League (2015)
2. Batman: Arkham City (2011)
1. The Legend of Zelda: Breath of the Wild (2017)

Como fan de la franquicia The Legend of Zelda, ya imaginarán mi emoción cuando se reveló que Nintendo tenía planeado renovar la formula de la serie al crear un mundo abierto que los jugadores podrían recorrer a voluntad; sin embargo, no fue sino hasta que tuve este juego en mis manos cuando me di cuenta del gran trabajo realizado por la compañía.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild vino a redefinir el género de los juegos de mundo abierto gracias al nivel de interacción que brinda. Lejos de tener un extenso mapa en el que sólo puedes ir de un punto a otro completando misiones, recolectando objetos y demás, aquí nos encontramos con un mundo en el que es posible hacer casi cualquier cosa que se nos ocurra.

¿Quieres escalar ese árbol, montaña, casa? Adelante. ¿Quieres talar un árbol y luego usarlo para volar por los aires? Concedido. ¿Te gustaría que, en medio de una tormenta eléctrica, puedas lanzar un objeto metálico a un enemigo para que un rayo lo golpee? Con todo gusto.

Para mí, este juego es maravilloso en todo sentido, repleto de sorpresas y un nivel de detalle sorprendentes. No ponerlo en primer lugar de mi lista de juegos favoritos de la década sería un completo error.

Daniel IM

3. Hellblade: Senua´s Sacrifice (2017)
2. Resident Evil 2 (2019)
1. BioShock Infinite (2013)

Para BioShock Infinite, Ken Levine y su equipo nos sacaron de las profundidades del mar para llevarnos a un entorno completamente opuesto: Una ciudad en las nubes llamada Columbia. Es aquí donde se desarrolla uno de los mejores títulos que he tenido oportunidad de jugar.

No puedo evitar emocionarme al hablar de BioShock Infinite, y es que su historia, personajes y jugabilidad se combinaron de manera magistral para brindarme una experiencia como ninguna otra, una que marcó un antes y un después en la forma en que disfrutaba los videojuegos.

Infinite me contó una historia que hasta la fecha ningún otro videojuego ha podido superar. Al principio podría parecer la típica aventura de “rescatar a la princesa”, pero bastaron unos cuantos minutos para darme cuenta que estaba ante algo mucho más profundo, pues aborda temas de política, física, religión, filosofía y arte. Es una travesía que nos habla de otras dimensiones, rompiendo los límites del espacio-tiempo y con un final que ufff… simplemente me voló la cabeza.

Alfredo

3. Spider-Man (2018)
2. God of War (2018)
1. The Last of Us (2013)

En esta década definitivamente vimos muchísimas cosas increíbles en los videojuegos, desde una nueva generación de consolas hasta juegos clásicos reinventados, lo cual hizo muy complicada la tarea de escoger solamente tres juegos, pero de entre todos los grandes títulos que me tocó tener en las manos, uno se llevó por mucho mi atención. Estoy hablando de la sorpresa de 2013: The Last of Us.

Aparte de ser un gamer, también soy un cinéfilo de hueso colorado, soy un gran fan de las historias que te atrapan y te ponen a pensar, algo que el equipo de Naughty Dog, de la mano de Neil Druckmann, lograron hacer con gran maestría. Crearon todo un futuro posapocalíptico, donde un hongo infecta a los humanos convirtiéndolos en monstruos caníbales y casi acaban con toda la humanidad, pero la esperanza de una cura se mantiene viva al encontrar una sobreviviente inmune a la infección, Ellie, quien ayudada por Joel tendrá que llegar a su destino para crear dicha cura.

Una historia contada de manera perfecta, desde principio a fin quieres saber más sobre lo que pasó y lo que va a pasar, cada uno de los personajes se vuelve entrañable mientras avanzas en el juego, su modo en tercera persona te deja explorar el mundo frente a ti y lograr sobrevivir a los infectados. La cereza del pastel, a título personal, es la música de Gustavo Santaolalla, se vuelve un personaje más en la historia. Este juego es un must para todos los que tienen PS4 (versión remasterizada) y estoy seguro que lo pondrán en su top ten como yo.

Víctor

3. The Legend of Zelda: Breath of the Wild (2017)
2. Overwatch (2016)
1. Fire Emblem Awakening (2013)

Existen muchos tipos de juegos. Están los que buscan redefinir franquicias, como Breath of the Wild, otros que buscan establecerse como referentes como Overwatch, y (entre otros) juegos salvavidas, que pretenden rescatar franquicias enteras, o bien ser una carta de despedida a los fanáticos. Este último es el caso de Fire Emblem: Awakening, un juego que rescató la franquicia de Intelligent Systems y la catapultó como uno de los estandartes de Nintendo durante los últimos años.

Awakening fue un título que regresó muchas ideas de juegos anteriores de Fire Emblem y las entregó en un paquete fácil de digerir para los nuevos y con suficiente atractivo para los veteranos. Era la última oportunidad de Intelligent Systems para conseguir que su franquicia de RPG y estrategia por turnos rindiera frutos, así que hicieron una recopilación de mecánicas viejas y añadieron otras tantas nuevas; crearon una historia que usaba el concepto de los descendientes de los protagonistas, pero añadiendo un elemento de viaje en el tiempo; se unieron a artistas y estudios excelentes para crear personajes con diseños entrañables y cinemáticas impresionantes; aprovecharon como pocos juegos el efecto 3D del Nintendo 3DS; volvieron a poner al jugador como un personaje y elemento central de la trama por medio de un avatar; expandieron la jugabilidad con escaramuzas opcionales y DLC tanto para obtener recursos como para añadir elementos a la historia y otros tantos de fan-service; en fin, Intelligent Systems literalmente lanzó toda la carne al asador, y así como Link en BoTW, esperó que todo saliera bien.

El resto, como se suele decir, es historia, y Awakening llamó la atención de propios y extraños, no solo dentro de su país de origen, sino a nivel mundial, revitalizando una franquicia que tenía casi un pie en el ataúd. Desde entonces, Fire Emblem no solo ha recibido la atención que sus fanáticos esperaban por tanto tiempo, sino entregas con una calidad constante y que no se ve que Nintendo y su desarrollador pretendan disminuir en el futuro.  Puede que no sea el mejor, pero sí es el más importante de la década, tanto para su franquicia como para el género.

Hugo

3. Fire Emblem Awakening (2012)
2. God of War (2018)
1. Bayonetta 2 (2014)

En un lapso donde los juegos del género hack and slash sufrían de un letargo y desconfianza por parte de los publishers, un estudio como Platinum Games con ideas bastante innovadoras junto Hideki Kamija, director que reta los conceptos de lo que un videojuego debería ser, dieron un golpe de autoridad al crear Bayonetta en el 2009. Terminaba la primera década del nuevo siglo y se había trazado un camino. Para el 2014, cinco años después de la gran sorpresa que fue esta nueva IP, hubo gran polémica porque el segundo título de la franquicia se anunciaba como una exclusiva de Nintendo, la compañía japonesa que no se caracteriza por tener juegos en su catálogo first party de esta índole.

Aun así, el juego cumplió con mis expectativas de presentarme algo épico, igual o mejor de lo que el final del primer juego presentó. Aún recuerdo la primera pelea contra Balder, el sabio de Lumen y sus convocaciones, tener que concentrarme para poder esquivar sus ataques mientras de fondo ángeles y demonios luchaban a la par. Algo que me pareció de proporciones titánicas y reflejaba perfecto la esencia de acción, desenfreno y adrenalina con el que fue creado Bayonetta.

Bayonetta 2 es sin lugar a dudas mi selección de la década ya que terminó por asentar las bases de lo que los nuevos juegos del género deberían de presentar y confirmó que los hack and slash todavía tienen mucho qué ofrecer en esta industria.

Erick

3. Catherine (2011)
2. Final Fantasy XV: Royal Edition (2016-2018)
1. Death Stranding (2019)

Realmente me fue difícil recordar todos los títulos que he jugado en estos 10 años. Pero es claro cuáles fueron para mí los más importantes, pues estos 3 trabajos monumentales son los primeros que llegaron a mi mente con muchísima certeza.

También noto una particular conexión entre ellos: Los 3 exploran diferentes perspectivas de las interacciones humanas. Catherine pone a prueba nuestras convicciones y creencias alrededor de una relación de pareja; Final Fantasy XV nos recuerda la fuerza de los lazos de amistad/hermandad a través del tiempo, y su importancia; Death Stranding es un juego creado con el único propósito de conectar al mundo, tanto el de la historia como el nuestro.

Aunque para mí todos ellos son de igual importancia y me han divertido en diferentes maneras, pongo Death Stranding en el primer puesto, a pesar de haber salido hace un mes, porque creo que su creación es un nuevo parte-aguas en la industria, no sólo por su experiencia de juego, sino por su ambiciosa cruza de diferentes disciplinas artísticas. Cinematografía, música, literatura; todas bailando armonizadas en una experiencia como ninguna que he vivido antes.

No tengo reservas en admitir que soy seguidor devoto de Hideo Kojima, director general y creador del juego. Desde Metal Gear Solid Kojima-san nos ha demostrado que las líneas que dividen las disciplinas del arte (sí, estoy considerando los videojuegos como una forma de arte) pueden borrarse, y jugar una con otra. A muchos pueden disgustarles las largas escenas de exposición que tanto usa, y no puedo culparlos. Cada uno buscamos cosas diferentes en los juegos. Y si bien disfruto FPS’s y RPG’s tanto como el siguiente, ésta clase de historias son las que me cautivan completamente.

Juntando un formidable elenco de actores que prestan su apariencia y voz (Norman Reedus, Mads Mikkelsen, Lea Seydoux, Guillermo del Toro, Nicolas Winding-Refn y Tommie Earl Jenkins, por nombrar algunos),  y a artistas musicales como Chvrches y Bring Me the Horizon para crear la banda sonora, aparte de un guión maravilloso, Hideo Kojima dio vida a un proyecto nacido de su soledad que ha conectado al mundo. Miles de personas han unido sus fuerzas para descubrir el significado del mundo de Death Stranding, y descubrir que todos estamos conectados en maneras que hacen de nuestra vida algo mucho más grande. Y más allá de divertirnos, ¿No es maravilloso que los videojuegos puedan hacer eso por nosotros?

 

 

Twitter: @MissingNumber_ | Facebook.com/MissingN

Comentarios