El futuro de Resident Evil se asoma con fortaleza gracias a End of Zoe

Zoe
La historia de Resident Evil 7: Biohazard finalmente llega a su fin; pero esto sólo representa el inicio de una nueva fórmula y un nuevo camino en su gran universo.

Todo inicio, también tiene que tener un fin y eso es lo que End of Zoe en esta ocasión llega a representar para Resident Evil 7: Biohazard (RE7). La última pieza de contenido descargable y así, el último eslabón para completar una Gold Edition ya disponible, viene recargada con muchas de las cosas que esperábamos saber y un vistazo a otra cara de la moneda detrás de las mecánicas y las atmósferas que conocimos a principios de este año.

No sólo eso, End of Zoe es el final del mensaje que Capcom inició luego de la sexta entrega de la franquicia y que alguna vez esperé verResident Evil nunca volverá a ser lo de antes, pero eso no quiere decir que los nuevos inicios dejen atrás todo el avance en su historia.

Si quieren averiguar conmigo los motivos por los que esta tercera y última pieza de contenido descargable, es un paso gigantesco para entender lo que se aproxima en la hipotética octava parte de la saga y, sobre todo, si End of Zoe tiene un valor de compra considerable, continúen leyendo. Pero cuidado, para poder desarrollar una mejor idea, he tenido que sostenerme un poco de esos infames spoilers que, aunque prometo, no son hardcore, quizás sí puedan llegar a arruinarles un poco la experiencia.

Nota: Este artículo es una continuación directa a mi reseña de Resident Evil 7: Biohazard, si están en busca de un poco más de contexto acerca de la historia y las mecánicas detrás de esta entrega, pueden leer el artículo aquí, y volver conmigo.

It’s a family thing

Zoe

Aunque esto es algo que hemos visto desde hace ya unos buenos años en la serie, Resident Evil 7 nos ha demostrado un poco más de cerca, que el peligro biológico ya no es obra de una sola compañía malvada y ya no se reduce al bosque cerca de una ciudad pequeña. Así que este año nos llevó a nuevas amenazas a través de The Connections y el proyecto que mayormente conocemos como Eveline o E-001; pero en realidad estas cosas son la punta del iceberg de algo que promete una expansión mayor.

En el caso de End of Zoe, Capcom decidió continuar con uno de los pilares que sostienen el desarrollo y la narrativa de RE7: la desgracia familiar y el amor. Y con gran honestidad esta vez deja a un lado el final feliz de los Winters –¿para qué volver?– y concluir con algo que quedó más que a medias, el destino de la infortunada familia Baker.

Zoe

Para darme a entender un poco mejor, volvamos atrás: hay un momento en el que RE7 nos pone más que nunca en los zapatos de Ethan, y con sólo una cura más en mano, nos hace decidir a quién rescataremos en la historia: a su esposa-muerta-no-muerta, Mia, o a Zoe Baker, quien en pocas palabras le ayudó a sobrevivir durante la noche.

Esta es una decisión difícil, pero al final del día, el eje canónico –y para lo que el sentido común de muchos da, honestamente– es ir por Mia. Y tiene sentido, porque ella es la verdadera familia de Ethan y porque de no ser por ella, él no hubiera estado en Dulvey esa noche.

Pero, aunque Zoe abrazó con valentía su destino, la pregunta siempre continuó en el aire: “¿qué pasó con ella?” “¿Está muerta?” “¿Logró escapar de Eveline?” Es ahora cuando, meses después, llega la respuesta y para poder desarrollarla, la historia de los Winters concluye y el juego introduce a un nuevo personaje: Joe Baker.

The uncle Joe

Zoe

Joe es nada más y nada menos que el hermano mayor de Jack, al igual que con todo lo que compone al juego, no es de esperarse que haya vagas explicaciones sobre sus orígenes e historia, pero hay suficiente diálogo durante el tiempo de juego que nos puede permitir darnos una idea, al menos, de su relación con Jacky-boy y sus sobrinos.

Lo que queda perfectamente claro, es que Joe no es un completo desconocido al peligro biológico –¿quién lo sería a esas alturas?– y que en la sangre Baker corre el apuro y la preocupación por la familia ante cualquier otra cosa, así que la motivación por rescatar a Zoe antes de que ella muera, es una gran prioridad, así ello tenga un costo altísimo.

Bien, la misión principal de End of Zoe, es colaborar con Umbrella –ejem, ya saben, esa Umbrella azul, “renovada” y “buena onda” que de paso ahora es aliada de Chris Redfield– para encontrar la vacuna que Zoe necesita para recuperarse de los estragos de la ya fallecida Eveline. Qué lástima que no es tan fácil como que alguien nos la entregará en la mano y ya ¿verdad?

Zoe

Saliendo momentáneamente del aspecto narrativo y la historia, hablemos sobre las habilidades de Joe que justifican un buen cambio de ritmo en el juego con respecto a la campaña principal. A diferencia de Ethan, que no puede defenderse muy bien físicamente y que va a aprendiendo con el tiempo a disparar y crear sus propias herramientas; Joe tiene pocos recursos, así que hay que aprovechar sus habilidades físicas para hacerle frente a los molded y de paso a criaturas del pantano.

El hecho de poder luchar cuerpo a cuerpo puede llegar a hacerte sentir invencible en algún punto, sobre todo si eres un maestro del timing y sabes defenderte; el control sigue siendo torpe pero intuitivo y adiestrable, así que una vez que tomamos el ritmo desde la base, la dificultad va en decremento. Hay que tomar en cuenta una cosa importante: el juego tiene una duración máxima de dos horas –si es que exploraron con mucha calma el entorno– así que puedo asumir que Capcom sacrificó un poco la cuestión estratégica, para poder concentrar un poco más la atención en la historia.

Algo importante también, es que aunque el sigilo puede ayudar muchísimo, no es el apoyo principal de Joe, porque de hecho él es duro como un roble y hasta come insectos para mantenerse en forma, el juego de pronto nos deja utilizar palos como lanzas para emergencias y uno que otro gadget interesante de Umbrella que los hará sentir enfermos de poder –ya verán, ya verán– así que igual que en la campaña principal, tenemos un par de opciones viables para jugar, pero todo depende mucho de nuestras preferencias.

Who’s going to take care of the Baker Ranch?

Zoe

Como mencioné anteriormente, aunque es claro que End of Zoe conserva la esencia global de RE7, prueba con otra cara de la moneda en cuestiones de gameplay, pero también nos lleva a tener más contacto con la naturaleza que rodea al rancho de los Baker. Lo que quiero decir es que la variedad de enemigos incrementa muy tenuemente, esta vez con la justificación de los efectos secundarios de la infección de Eveline, que ya también afecta a la fauna del entorno.

Es raro, si sumamos la rapidez y la fluidez de Not a Hero tenemos tres formas distintas de llevar la acción en un solo juego; irónicamente ese fue el motivo de las quejas detrás de Resident Evil 6, aunque haya funcionado igual de bien.

En EoZ tenemos acceso a locaciones nuevas, así como también podemos revisitar ciertos lugares conocidos como el muelle, el patio principal de la mansión, así como la mansión misma; pero no esperen que todo continúe como antes, no. Al contrario, ahora todo parece estar en un estado de cuarentena e investigación de la propia Blue Umbrella, así que obviamente hay documentos que responden ciertas dudas como el estado de Jack Baker, un poco más de la conexión entre Chris y la compañía, y otras cosas, pero como mencioné al principio de este artículo, no hay –al menos en este contenido– una respuesta concreta.

Y creo que la razón es muy simple: como dije en mi reseña de RE7 hace unos meses, todos los sucesos ocurridos en la campaña principal y sus complementos canónicos, son una fuerte pieza de lo que parece ser el principio de una nueva forma de vivir la historia de la franquicia. También he mencionado que ya era necesario refrescarla de esa manera, antes de pensar en un reboot abrupto y arbitrario, así que por mí está perfecto que las cosas aún sean ambiguas y puedan evolucionar en lo que podría ser una entrada más de la serie Revelations o incluso Resident Evil 8. Pero eso solamente el tiempo habrá de responderlo.

Para concluir: aunque breve y sutil, los eventos de End of Zoe y “ciertos” aspectos del environmental storytelling me transportaron a ciertas sensaciones que experimenté por última vez con entregas como Resident Evil 2 y 3, es lamentable que justo lo que no quiero arruinarles del todo, es lo que provocó dicho sentir; pero el ver las bases de investigación de Umbrella ensangrentadas, con soldados e investigadores caídos, información y reportes tirados en el piso y demás, me recordó muchísimo al pasado, al miedo y las consecuencias que puede ocasionar la inestabilidad de un accidente biológico.

  • Capcom probó discretamente con tres tipos de dinámicas distintas en un mismo juego; aprovechando las mecánicas y mejorando la estética. Algo que vimos bien ejecutado antes, y que nuevamente está funcionando.
  • Joe Baker: pese a ser un hombre duro y fornido, es noble y humano. Su lenguaje sureño le pone un poco de chispa a algunos momentos.
  • El juego tiene una duración corta luego de la primera ronda, pero nunca se siente que deje algo suelto debido a este factor.
  • Uno que otro momento especial para los fans de Resident Evil 7, específicamente.

  • El juego se enfoca explícitamente a cerrar la historia de la familia Baker, y aunque profundiza en el entorno que hay alrededor, nuevamente es tímido para soltar datos importantes, y tanto misterio puede llegar a ser cansado para algunos fans.
  • A pesar de la expansión de enemigos –y buenas boss fights– el juego todavía sigue debiendo en ese sentido por el intento de volverse más realista y orgánico.
  • Triste: que esta es la última actualización antes de un nuevo capítulo de la serie.

 

(Editor in Chief)

I write my heart out at Missing Number & I'm a Resident Evil diehard × ♡

Comentarios