Blasphemous: El arte, cultura y folclor detrás del juego

Blasphemous
Descubre cuáles obras, edificios y leyendas inspiraron al metroidvania español.

Aún después de su lanzamiento, Blasphemous sigue capturando la atención de los amantes de los juegos pertenecientes al género conocido como metroidvania, el arte gótico e incluso el horror. Prueba de ello es la positiva recepción del título, tanto por el público como por la prensa especializada.

Y no es para menos, ya que el equipo creativo de The Game Kitchen convirtió más de dos años de investigación, organización y programación en una gran propuesta para el género y la escena independiente.

Como ya es sabido, gran parte del mundo de Blasphemous está inspirado en la cultura, el arte y las costumbres de la España medieval, así como en la religión católica. Considerando que los desarrolladores proceden de una comunidad cercana a Sevilla, sus influencias son aún más evidentes.

La más obvia de ellas es el protagonista (The Penitent One), quien está basado en los penitentes que recorren las procesiones de Semana Santa. Su característico sombrero puntiagudo (llamado capirote) se ha convertido en un ícono de la celebración religiosa. Sin embargo no todas las manifestaciones que dieron vida al videojuego se conocen o aprecian a simple vista; en consecuencia, se necesita de un análisis un tanto profundo para sacar a la luz varios de los secretos escondidos detrás de los personajes y locaciones de esta entrega.

Dado que es imposible mencionar todas las influencias, aquí les presento las que más llamaron mi atención.

El lado extraño de Goya, Murillo y José de Ribera

Blasphemous arte

De acuerdo con varias entrevistas, existen tres artistas españoles que destacan entre las múltiples fuentes de inspiración para Blasphemous: Francisco de Goya, Bartolomé Esteban Murillo y José de Ribera. Aunque cada uno de ellos adoptó estilos diferentes a lo largo de los siglos, los movimientos artísticos del barroco y el naturalismo les brindaron las bases para plasmar la realidad a través de sus pinturas.

Si buscas ejemplos más concretos, puedes encontrarlos en las pinturas Magdalena Ventura con su marido (Ribera) y la Procesión de disciplinantes (Goya).

Por un lado, el barroco aportó los fuertes contrastes de luz y sombras (así como el uso de iconografía religiosa) para generar ambientes de gran tensión y conflicto emocional. En lo que respecta al naturalismo, esta corriente cultural establece que el retrato del entorno debe hacerse sin nociones idealistas, romanticistas o con algún tipo de adorno ceremonial.

Lo anterior se observa en cada rincón de Custodia, un reino decadente en donde la luz y la oscuridad chocan sin importar las consecuencias para el resto de la población. De igual manera, el apartado gráfico del juego evidencia no sólo los claroscuros, sino los fondos de colores apagados y fuertemente definidos.

De espadas, vírgenes y lamentaciones

Virgen Maria

Una de las figuras más importantes de la religión católica es la de la virgen María, y aunque el concepto de la madre protectora de la humanidad no es algo que haya creado el cristianismo, sí lo popularizó a un nivel masivo más allá de su región de origen. Por tal motivo no resulta extraño que The Game Kitchen haya referenciado discretamente a dicho ícono en Blasphemous.

Una de las representaciones de la Virgen María que regularmente aparece dentro del juego, es la imagen conocida como Los Siete Dolores de María Santísima. Su origen data del siglo XIV, cuando supuestamente la madre de Jesús se le apareció a Santa Brígida de Suecia. De acuerdo con la leyenda católica, la Virgen le prometió a la religiosa que todos aquellos que le rezaran y fueran devotos obtendrían su alivio y protección.

Dentro de Blasphemous aparece una figura femenina que también incorpora el concepto del dolor y la entrega (The Lady of the Six Sorrows), como medio de ayuda al protagonista. La manera en que este personaje brinda soporte a The Penitent One, es extendiendo su medidor de vida. Cabe señalar que su apariencia es un tanto parecida a la de Los Siete Dolores de María Santísima, aunque de un modo más visceral y definitivamente no apto para toda la familia.

Velázquez: entre niñas y gigantes

Blasphemous arte

Aunque la influencia de Diego Velázquez no es tan presente como la de Goya, Murillo o Ribera, sus trazos también fueron la base para el diseño de Custodia. De hecho, muchos académicos del arte catalogan a sus primeras obras dentro del movimiento artístico conocido como tenebrismo, debido al marcado contraste entre tonos claros y oscuros (aún más que el barroco).

Después de que Velázquez partiera de su natal Sevilla, fue perfeccionando sus pinceladas para darle un mayor profundidad y naturalidad a los objetos retratados. Su esfuerzo culminó en 1656 con la pintura Las Meninas (o La familia de Felipe VI), misma que sirvió de inspiración en este título para el enemigo denominado como Guardainfante.

Como dato curioso, la palabra guardainfante hace alusión a una prenda femenina del siglo XVII. Gracias a la fama de Las Meninas, la vestimenta se popularizó en las cortes europeas de la época. Su uso se extendió hasta casi cien años después, durante los últimos días del reinado de Luís XIV.

Toros, toreros y galones de sangre

Sanguine Fountain

Aparte del pecado, la redención y la perseverancia, otro de los elementos centrales en Blasphemous es el sacrificio. Pocas cosas simbolizan a dicho tópico como la sangre y la muerte. Dentro del indie, una de las muchas formas de recuperar nuestra salud es empleando los Bile Flask, cuyo número puede ser incrementado al visitar las Sanguine Fountains y pagando el coste de la mejora.

Si se analiza detenidamente la forma de las tétricas fuentes, uno podrá darse cuenta de su parecido con un monumento real: el Panteón del Torero Joselito.

Tumba del Torero Joselito

El pequeño mausoleo se ubica dentro del cementerio de San Fernando, al norte de la ciudad de Sevilla. Su construcción estuvo a cargo de Mariano Benlliure Gil, considerado como uno de los escultores de Valencia más importantes del siglo XIX.

Como miembro de la corriente artística del realismo, Benlliure solía retratar a su entorno con sobriedad y crudeza. En el caso del Torero Joselito (nombre artístico de José Gómez Ortega), su deceso no es plasmado como una hazaña heroica sino como un evento trágico y brutal; y nada podría ser más acorde con el ambiente de Blasphemous que el sanguinario fallecimiento de una conocida figura de la cultura taurina.

La trágica historia de Doña María Coronel

Blasphemous arte

Por último, es importante relatar una de las leyendas más famosas de Sevilla, misma que sirvió de base para uno de los jefes del metroidvania español: el trágico relato de María Fernández Coronel. La aristócrata sevillana vivió un periodo bastante turbulento dentro de la España medieval, caracterizado por las luchas entre facciones por el trono tras la muerte de Alfonso XI.

Después de varias luchas, la corona recayó sobre la cabeza de Pedro I “El cruel”. A pesar de su nombramiento como soberano, hubo varios nobles que se rebelaron de forma abierta. Dos de los disidentes fueron Alfonso Fernández Coronel y Juan de la Cerda, padre y esposo de Doña María.

Se dice que luego de haber decapitado a Alfonso y a Juan, el rey Pedro I comenzó a acosar a María Coronel sin aceptar un “no” por respuesta. Como no veía otra forma de librarse de su atormentador, la noble española se arrojó aceite hirviendo a la cara y parte de su cuerpo. Pese a haber sufrido graves quemaduras, sobrevivió no sólo al incidente sino al propio Pedro I (quien murió en 1369).

Blasphemous arte

En 1409 ella fue enterrada en el convento de Santa Inés, edificio que ella misma ayudó a construir con parte de su fortuna recuperada. Al llegar el siglo XVI, su cuerpo fue encontrado en un estado casi intacto. Esto fue considerado como un hecho milagroso por la comunidad de Sevilla, motivo por el cual su última morada se ha convertido en un notable punto turístico.

En resumen, la leyenda de Doña María es una notable muestra de cómo The Game Kitchen transformó diversas tragedias de la cultura europea en arte conceptual, maravillas visuales y en enemigos formidables, mismos que dan forma a los devastados parajes de Blasphemous.

(Colaborador en Missing Number)

Entusiasta de videojuegos, anime, cine y juegos de rol. Sígueme en @MekaniDragon_OP

Comentarios