Reseña | Broken Reality

Broken_Interior
Una sátira inteligente escondida en un desarrollo psicodélico y elevado… MUY elevado.

El desarrollo de videojuegos en México ha ido avanzando a pasos gigantescos en esta generación. Ya sea en PC, móviles o en consolas, las propuestas de los estudios de nuestro país comienzan a diversificarse y salirse del cliché de lo que nos tenían acostumbrados. Los bigotes, los sombreros de charro y los chiles han sido desplazados por la creatividad y lo arriesgado; lo podemos ver en juegos como Pato Box o Mulaka, pero no me había tocado ver nada como lo que Broken Reality ofrece, de verdad… nada.

Desarrollado por Dynamic Media Triad gracias a una campaña exitosa en Kickstarter donde lograron recaudar más de 250,000 pesos mexicanos, Broken Reality llamará tu atención desde la primera imagen, video o audio que escuches de él. ¿Realmente cumple con las expectativas que su psicodélico diseño propone o se queda en el límite de la presunción?

Lo más importante de todo es ser popular

Broken Reality es un juego en primera persona que nos sumerge en un mundo digital que se encuentra en internet, NATEM es un simulador de vida que de primera impresión podría recordarnos a lo que juegos como Second Life pretende, pero parodiando todos estos elementos a los que hace alusión. Nos recibirá un NPC a la entrada de la isla y una vez registrados podremos comenzar a explorar.

Broken Reality

Podemos dar likes como movimiento básico para interactuar con nuestro alrededor y conforme vayamos avanzando conseguiremos más ítems como una cámara, una katana, una tarjeta de crédito, un cursor de mouse para hipervínculos y una brújula para marcar sitios a los que queremos teletransportarnos.

Broken Reality basa su premisa en caminar para explorar nuestros alrededores, realizar pequeñas misiones de entrega o acciones especificas y resolver uno que otro puzzle para conseguir likes que nos dan acceso a nuevas zonas. Realmente el juego no va más allá en cuanto a mecánicas se refiere o por lo menos eso creía hasta después de un par de horas jugando y ver la complejidad que logró Dynamic Media Triad y la variedad de escenarios y situaciones en las que te ponen cada uno de éstos.

Desde el primer escenario hasta el último, se tiene un diseño que aprovecha las tres dimensiones de la mejor manera, ya sea escalando a lo más alto de una torre o descendiendo por los motores de un barco. El juego no se limita a ser horizontal o vertical y se complementa con el estilo audiovisual tan particular con el que fue creado, siendo éste el que más peso tiene para atrapar al jugador sin descuidar la calidad de los demás elementos.

Esto se ejemplifica de manera perfecta en la isla del primer nivel. Inicié dudoso de lo que me esperaba cuando me di cuenta de que no existía la acción de saltar, pero sin darme cuenta ya me encontraba en la cima de una serie de plataformas. El juego fue creado de tal forma que las acciones de tu avatar sean las suficientes para poder descubrir hasta el rincón más escondido dentro de NATEM.

The more you spend, the more likes you get

Ahora bien, lo primero que te hará voltear a ver Broken Reality será su estilo visual. La mayoría de los entornos estará tapizado con texturas referentes a software antiguo de Windows o de Mac, o por lo menos a fragmentos de éstos. Se pueden ver pequeños textos, botones, bordes y mensajes de error por todos lados. El juego pone mucha atención a los detalles y no se sale de la línea del estilo visual que pretende. Por dar un ejemplo, el efecto de desplazamiento de la katana esta hecho con la imagen del pantallazo azul tan característico de Windows. Todas estas referencias son las que te harán detenerte un momento y apreciar lo que esta escondido a simple vista como un efecto o textura.

La paleta de colores parece querer hacer alusión a los fosforescentes que los primeros juegos de MS-DOS ofrecía. Elementos estridentes son los que imperan, cansando un poco la vista y en mi caso hasta provocar mareo después de una sesión larga de juego. Esto será un golpe directo a la nostalgia para todos aquellos jugadores con más recorrido en los juegos de PC y que más de una vez te hará sacar una sonrisa de los recuerdos de los juegos de antaño.

Por último, tenemos su peculiar proposición que es satirizar cómo evolucionó la vida en internet. Como lo indica su nombre, Broken Reality busca romper nuestra realidad como seres que conviven mediante la red, aparentando ser lo que no somos en persona y buscando la aprobación y admiración de miles de usuarios que ni si quiera conocemos, aunque eso nos cueste tiempo y dinero.

No por nada los elementos del género colectaton están centrados en recolectar likes, ya sea encontrándolos en el mapa o tomando fotos con la mejor posición posible. Otra forma es comprando todo lo que encuentres a tu paso con tu tarjeta de crédito.

Ay Diomio

Pero como todo en internet, debemos tener cuidado, ya que NATEM ha sido invadido por virus y spam que nos bloquean el camino. Una de las cosas que más me divirtió fue ver las ventanas emergentes de estas dos grandes amenazas de internet, ya que se tomaron varias referencias a la cultura pop y a los anuncios que encontramos como propaganda día a día en diversos sitios.

Broken Reality

Es por todo esto que el mismo juego no se toma en serio a sí mismo, podemos ver personajes como Furrobot el cual es un NPC humanoide con cabeza de perro; a Yusho, que es un lagarto con pocos poliígonos o al capitán del crucero que esta hecho de forma pixelada, de forma similar a los juegos de 8 bits.

Aunque conforme vayamos acercándonos al final del juego vayamos descubriendo cierta trama con tintes de existencialismo, Broken Reality brilla por la unión de estos elementos, escondiendo de forma inteligente un discurso de reflexión y critica, burlándose ácidamente de nosotros que somos los que alimentamos este circulo de negocios de la red.

¿Hasta donde estamos dispuestos a llegar con tal de ser reconocidos en internet?, esto es lo que el juego te obliga a experimentar a lo largo de diferentes niveles con diferentes misiones.

Una propuesta arriesgada

He de admitir que cuando comencé a jugar Broken Reality para la creación de esta reseña pensé que sería un juego pretencioso, como alguno de los juegos indies que se ofrecen por Steam Greenlight que rara vez se pueden considerar como un producto completo.

Cual fue mi sorpresa al ver que Dynamic Media Triad había tomado un género que se considera obsoleto como lo es el colectaton y lo volvieron interesante apoyándose en un estilo visual único e intrigante y parodiando de forma inteligente un defecto de las nuevas generaciones de jugadores.

Broken Reality

Sin darme cuenta llevaba cerca de 7 horas jugando y explorado 4 niveles diferentes en mi primera sesión de juego, y comprendí que las calificaciones que diversos usuarios le han otorgado al juego en Steam son con fundamentos. Estaba genuinamente interesado en saber dónde y cómo terminaba este viaje extraño.

Sin embargo, el juego no es para todos, y así como el estilo de arte pueda resultar atractivo para algunos, otros se alejarán inmediatamente. Y aunque es parte de su encanto, llega a cansar la vista la saturación de colores y elementos que vemos en pantalla, de hecho, cuando llegué al nivel de Geocity que asemeja a una gran metrópolis, mis ojos agradecieron debido al descanso que los colores oscuros de inicio le brindaron. Por lo que siento que variar un poco la paleta de colores hubiera ayudado mucho.

En la parte sonora, el juego cuenta con una buena selección de soundtrack de ambientación que ayuda que la saturación de color no afecte de más, y esto podría parecer algo menor, pero parte del éxito que tiene el juego es gracias a que la música fue bien elegida proporcionándole un balance a todos los demás elementos que conforman al juego.

Es complicado explicar lo que los videos o las capturas del juego muestran, necesitas abrir tu mente y dejarte llevar para experimentarlo por ti mismo.Broken Reality no redescubre el hilo negro ni será catalogado como juego del año, pero a partir de lo que pretende lograr y como es que lo ejecuta es que el juego como un todo se siente bien y consigue su objetivo.

  • Estilo visual intrigante
  • Buena música de ambientación
  • Profundidad en el diseño de niveles
  • Mecánicas de juego bien logradas
  • Sátira inteligente
minus
  • La saturación de color puede provocar molestias
Veredicto
9
10
You're as good as your business

Reseña | Broken Reality

Más allá de ser un videojuego hecho en México, Broken Reality es una apuesta por demás arriesgada y en parte innovadora para lo que regularmente vemos en nuestro país. Una experiencia psicodélica y engañosa que te podrá entretener por un buen tiempo no sólo por su humor ácido, sino por su buena profundidad en el diseño de niveles y sus mecánicas sencillas pero pulidas. Una grata sorpresa en la que tendrás que abrir tu mente si quieres adentrarte en ella.

Comentarios