Reseña | Hitman 2: convirtiendo el mundo en un arma

Hitman 2
Después de dos años, IO Interactive nos regresa al caótico y peligroso mundo del Agente 47.

A mediados de 2017, IO Interactive tomó la decisión de volverse en un estudio independiente. La noticia no sólo nos dejó con la boca abierta por su inesperada naturaleza, sino porque el developer danés logró conservar los derechos de la IP de Hitman. En un mundo en donde los distribuidores tienen un férreo control sobre las franquicias creadas por las casas productoras, es sorprendente que un equipo logre quedarse con el universo del asesino calvo, su misteriosa agencia y sus nada amigables víctimas.

Aún así, faltaría más de un año antes de que finalmente pudiésemos saber algo del futuro del Agente 47 y compañía. Las dudas se despejaron cuando en junio de este año, informamos que Hitman 2 sería una realidad y que continuaría la historia del título lanzado en 2016.

Como recordarás, el pasado del sicario con códigos de barras en la nuca, ha permanecido en su mayor parte en un halo de misterio. Si bien él sabe que individuos de la talla del Dr. Otto Wolfgang Ort-Meyer fueron los responsables de su creación artificial, su entrenamiento y el por qué de su amnesia parcial son desconocidos. Sin embargo, la amenaza latente sobre la organización secreta Providence, así como la existencia del Shadow Client podrían ser la clave para obtener algunas respuestas.

¿Qué tan bien te conoces, Agente 47?

Reseña: Hitman 2

El desarrollo de la narrativa, es contada principalmente a través de breves pero impactantes cinemáticas; algunas de ellas aparecen entre misiones, mientras que otras se presentan justo antes de cada misión.

Hablando acerca de las primeras, es evidente que la transición de IO Interactive al volverse un estudio independiente, no estuvo exenta de sacrificios en su presupuesto: a diferencia del título de 2016, las secuencias animadas son reemplazadas por imágenes fijas. Aunque a primera vista este cambio podría restarle puntos al juego, en mi opinión, cada fotograma hizo que las características los personajes resaltaran aún más. Por ejemplo, cuando la escena se enfoca en el Constable, el Shadow Client o en el protagonista, no sólo pude entender su reacción hacia los acontecimientos en pocos segundos, sino también su actitud hacia otros personajes.

En cuanto al segundo tipo de cinemáticas, éstas te enfocan más en los objetivos a matar, los métodos viables y en los eventos que transcurrirán en los mapas. Quedé impresionado por su edición, uso de color y el manejo de la información explicada en unos pocos segundos.

Reseña: Hitman 2

Otro cambio importante con respecto a su predecesor, es que todos los niveles estuvieron disponibles desde el día uno. Por otra parte, si eres de aquellos que no pudieron jugarlo, no te preocupes ya que el Legacy Pack te dará el acceso a las misiones de Hitman (2016), por un costo de $20 dólares. Como consumidor, realmente aplaudo esta decisión por parte del developer ya que además de otorgarme una experiencia más completa, me permitió tener un mayor panorama de la relación entre los personajes. De esta manera, la historia de ambos juegos se siente como un thriller bien desarrollado, con buenos giros de trama que seguramente tendrán impacto en futuras entregas.

Mención aparte merecen los diálogos entre el Agente 47 y su enlace Diana Burnwood, pues connotan cómo ha evolucionado su vínculo a lo largo de la serie (de ser solamente profesional, a estrechar un lazo de genuina confianza).

Por si fuera poco, las referencias a otros juegos y documentos escondidos en todos los mapas, demuestran que Hitman 2 no necesita de largas columnas de texto para crear un universo vivo y personajes memorables, por muy efímeros que sean las vidas de ciertos roles secundarios.

Tu creatividad asesina no tendrá límites

Reseña: Hitman 2

Y hablando de existencias efímeras pasemos al tema del gameplay, mismo que lleva la mecánica de asesinatos a un nuevo nivel. En Hitman 2, la creatividad para eliminar a los adversarios no sólo me recompensó con puntos de experiencia y equipo, también me incentivó a completar los niveles en más de una ocasión.

Como muestra de lo anterior, me viene a la mente el escenario en una villa en Colombia. La primera ocasión que completé la misión, eliminé al químico Jorge Franco al meterlo en su propia máquina. Pero cuando repetí el encargo, ciertos indicios brindados por la trama me dieron la oportunidad de deshacerme de él con una estatua. Esta rejugabilidad me permitió sacarle más provecho a la experiencia que Hitman 2 ofrece, además de hacerme apreciar más el esfuerzo en el diseño de nivel.

Además las diversas maneras en que el Agente 47 interactúa con los NPC, dio origen a muchas situaciones tanto inesperadas como divertidas. Por ejemplo al explorar los barrios bajos de Mumbai, tuve la oportunidad de hacer pasar un asesinato como una simple riña entre facciones. El truco para lograrlo fue equiparme con las herramientas adecuadas y encontrar a los personajes indicados; no fue sencillo, pero el resultado valió la pena.

Luchando contra rivales y soldados sin nombre

Reseña: Hitman 2

Este factor que mezcla la preparación, el ingenio y la paciencia, se trasladó a la experiencia multijugador, particularmente en el Ghost Mode. Dentro de él, competí contra otro jugador por lograr el mayor número de asesinatos sin ser detectado. Me divertí bastante al correr por el nivel, usar mis armas de manera discreta, cambiar de vestuario y pasar al siguiente objetivo, mientras mi adversario trataba de hacer lo mismo.

Aparte, sin importar si estuviese jugado solo o en contra de otro usuario, la forma de reaccionar de los enemigos siempre estuvo ahí para darme un desafío justo. Cada guardia o civil en Hitman 2, estaba atento a los ruidos, movimientos en los espejos y/o anomalías a su alrededor. Claro que como jugador también pude aprovechar la atención de ellos a mi favor, principalmente como señuelos.

Y ahí radica la diferencia de IO Interactive con otros estudios, pues conciben a sus juegos como complejos acertijos que pueden ser resueltos con una plétora de piezas y pistas. Cuando estos elementos funcionan, las horas de diversión están garantizadas.

No existe el crimen perfecto

Reseña: Hitman 2

A pesar de que la inteligencia artificial brinda un balance a la dificultad de Hitman 2, existen algunos detalles que entorpecen un poco la experiencia. Por ejemplo, en varias ocasiones en que quise adormilar a un guardia me apareció en la pantalla la opción de hacerlo de forma silenciosa. Sin embargo al oprimir el botón correspondiente en una posición oculta, el NPC no sólo se percataba de mi ubicación sino que también ésto entablaba en un enfrentamiento directo.

Para asegurarme de que fuese un error de la IA y no mío, volví a cargar la partida y repetí el mismo movimiento. El resultado fue azaroso, pues en unas instancias los controles respondían como deberían, pero en otros casos los combates terminaban en balaceras. Aunque este error no fue tan frecuente, sí ocasionó que fallara en operaciones críticas como los Elusive Targets (uno de ellos interpretado por Sean Bean), mismos que sólo cuentan con un intento para ser completados exitosamente.

Por otra parte, aunque el modo Sniper Assasin es una buena manera de introducir a los agentes Knight y Stone, las interacciones entre ellos pudieron haberse aprovechado más que solamente lograr asesinatos coordinados. Así mismo, a las dos horas de participar en esta galería de tiro, sentí la experiencia un tanto repetitiva.

Lugares de ensueño, bañados de intriga y sangre

Reseña: Hitman 2

A primera vista, podría parecer que los mapas de este videojuego no son lo más vistoso. Pero un acercamiento más profundo, me reveló cuán complejos y bonitos pueden ser estos laberintos. Dentro de ellos los numerosos pasadizos secretos y vistas panorámicas, cumplieron un objetivo tanto estético como funcional.

Una muestra de lo anterior es el mapa de Himmelstein, en donde las estatuas y edificios de piedra no sólo dan testimonio de sus aristocráticos dueños, también sirven como barrera ante ciertos ataques con un francotirador. Y es que una de las muchas bondades de Hitman 2, consiste en hacer de cada nivel un rompecabezas con sus propios retos y peculiaridades, los cuales pude resolver al poner atención a cada pista visual y sonora.

Otro caso que puso de manifiesto el cuidado de los escenarios, fue el circuito de Miami. Después de elegir el disfraz de mecánico, me dispuse a sabotear la ceremonia de premiación del objetivo en cuestión y al activar la bomba en el momento adecuado, la física del motor gráfico Glacier convirtió una explosión en una excelente distracción para el resto de los NPC.

  • El contenido del juego es bastante robusto
  • Una trama sólida con buenos giros de tuerca
  • El Ghost Mode es una divertida experiencia competitiva
  • La propuesta gráfica, cumple en el apartado estético y funcional
  • La creatividad para lograr los asesinatos, es bien recompensada
  • Las situaciones inesperadas, dan mucha variedad a las misiones.
minus
  • En ocasiones, los controles no reaccionan apropiadamente
  • El modo Sniper Assassin, se vuelve un tanto repetitivo
  • Ciertos personajes secundarios, quedan desaprovechados
Veredicto
8.9
10
Muy buen trabajo, Agente 47

Reseña | Hitman 2: convirtiendo el mundo en un arma

Luego de la incertidumbre sobre el futuro de la franquicia, IO Interactive regresa para brindar a los jugadores una experiencia que une la creatividad, el riesgo, la sorpresa y la diversión ya sea en singleplayer o acompañado.

Los mayores aciertos de Hitman 2 son sus diversos modos con una alta rejugabilidad, así como una trama que te mantendrá interesado en sus personajes principales. Puede que ciertos errores en la IA te lleguen a dar dolores de de cabeza innecesarios, pero sin duda alguna es un juego que no puedes perderte.

Te prometo que a los pocos minutos de tener el control, te sentirás como un verdadero maestro asesino.

(Colaborador en Missing Number)

Entusiasta de videojuegos, anime, cine y juegos de rol. Sígueme en @MekaniDragon_OP

Comentarios