Reseña | Sonic the Hedgehog: Entre el filme y las expectativas

Sonic Hedgehog
Tras años de producción, controversias y sorpresas llegó el momento de saber si el filme vale la pena.

La realización de un filme de Sonic the Hedgehog, ha sido un largo y duro proceso tanto para SEGA como para diversas distribuidoras. Desde los noventa varios estudios han mostrado en llevar el erizo azul a la pantalla grande, sólo para verse enfrascados en negociaciones que dejaron el proyecto enlatado durante décadas.

Sin embargo todo cambió en 2017 cuando Columbia decidió que dicha idea ya no era económicamente rentable y le vendió los derechos a Paramount Pictures. Para fortuna de ésta última, una buena parte del equipo de producción permaneció intacto, factor que le permitiría acelerar la filmación y pasar al proceso de postproducción con relativa rapidez.

Después de eso ya sabemos lo que ocurrió con el primer diseño de la mascota de SEGA, así como su posterior modificación cuya recepción fue más positiva. Sin embargo, una pregunta quedaba en el aire ¿sería el filme de Sonic the Hedgehog un regalo para los cinéfilos, o sería otra mancha en la lista de adaptaciones de videojuegos?

Prepárate unos deliciosos chilli dogs querido lector, pues esta reseña responderá tal duda bajo el criterio de un servidor.

Bienvenido al séptimo arte, erizo azul

Reseña Sonic the Hedgehog

Si bien no era sorpresa que la película iba a abarcar el primer enfrentamiento entre el caricaturesco velocista y el científico loco, fue una grata revelación el cómo la película introduce a sus personajes principales. En pocos minutos se expone quiénes son, de dónde provienen y cuáles son sus planes.

Dicho acierto está respaldado por la presentación audiovisual del filme, factor que va más allá de sus efectos por computadora o su edición de sonido. Es evidente la intención por parte de Jeff Fowler y su equipo que Sonic y compañía se vieran bien, pero también que los colores o la música que los acompañan complementen su personalidad, motivos y cualidades.

Reseña Sonic the Hedgehog

Me agradó ver a un Sonic impulsivo e inmaduro, cuya inocencia hizo reír y entretener tanto a los niños como a los adultos presentes en la sala que fui. Tomando en cuenta las reacciones que noté en los pequeños, estuvieron encantados por esta versión del erizo azul y estoy seguro que la recordarán con cariño en los años futuros.

Y si bien hay ciertos chistes o ademanes que rompen con el tono que iban presentando las escenas (incluso con la misma esencia que representa el Sonic en los videojuegos), nunca se torna fastidioso o demasiado cursi para el público mayor de edad.

Pero ciertamente la aparición del protagonista no hubiera sido posible, sin ciertos de artistas dedicados cuya pasión sacó a flote esta producción. Y entre ellos se encuentra sin lugar a dudas Jim Carrey, quien interpreta al Dr. Robotnik.

Cargando una película sobre hombros de doctores y entusiastas

El filme de Sonic the Hedgehog, es una prueba más del dicho que los villanos determinan el éxito de los héroes. Desde el primer hasta el último momento los movimientos, gesticulaciones, frases y el comportamiento de Jim Carrey dan vida a un antagonista entrañable.

Fue evidente el entendimiento del actor por la naturaleza bufonesca del científico loco, hecho demostrado en las numerosas escenas cómicas donde se generan auténticas risas. Pero Carrey también comprendió que no sólo porque un ser de ficción sea caricaturesco, deba lucir o actuar menos amenazador (al menos para el resto de los personajes).

Al mismo tiempo, James Marsden y Tika Sumpter no lo hacen nada mal. Su actuación más centrada brinda un balance entre las alocadas  de Sonic y el Dr. Robotnik, al mismo tiempo que establecen un puente entre lo que ocurre en la pantalla y el espectador sin desviar el tono establecido por la película.

Pero decir que esta producción cinematográfica sólo se sostiene por algunos actores de carne y hueso, sería demeritar la aportación de muchos otros artistas tras cámaras. En primer lugar puedo mencionar a algunos músicos que compusieron su banda sonora como Tom Holkenborg (también conocido como Junkie XL), Jon Batiste, Kelly Finnigan, The Poppy Family y claro, Hyper Potions (uno de los pilares detrás del éxito de Sonic Mania).

También hay que resaltar el enorme trabajo de profesionales visuales y de animación como Tyson Hesse, el estudio de Marza Animation Planet y otros miembros del staff de efectos visuales quienes lograron un rediseño en poco menos de seis meses. Cuando uno lo piensa detenidamente y no se limita a criticar sin argumentos o a pedir cambios caprichosos, aprende a valorar mejor a toda clase de artistas.

Ahora bien, si es cierto que el filme de Sonic the Hedgehog supera las expectativas en cuanto a adaptaciones de videojuegos se refiere (una barra que está a una altura no muy alta siendo honestos), sí tambalea al momento de la ejecución de su guión.

Una trama que no está libre de agujeros o clichés

Reseña Sonic the Hedgehog

A pesar que la película tiene un inicio y desarrollo sólido cual Green Hills Zone, Chemical Plant o Studiopolis, existen ciertas fallas en el nudo de la trama. No me refiero a cómo se desenvuelve el conflicto entre el erizo y el científico chiflado (sería como buscarle “realismo” a una premisa basada en elementos fantásticos), sino ciertas circunstancias que afectan a los roles secundarios pero que de un momento a otro, desaparecen sin motivo alguno y sin consecuencia aparente.

Hablando de los personajes no tan importantes, algunos de ellos recaen en estereotipos o situaciones que pretenden ser chistosos pero que al final de cuentas, no están a la altura de otras muestras de humor en la película. Con ello no me refiero a que la trama hubiese estado mejor con bromas más “inteligentes” o “adultas”, simplemente con haberlas omitido hubiese sido suficiente y hasta beneficiaría al ritmo de la historia.

Volviendo un poco a los movimientos que hace Sonic en la pantalla, hubo uno que sí me sacó de onda por lo innecesario y poco creativo que fue. Considerando el largo historial del erizo azul y su gran repertorio de ademanes, me sorprendió que los realizadores hayan optado por algo fuera de su universo. Créanme, ustedes también lo reconocerán cuando lo vean.

Después de hablar de lo negativo del filme, es tiempo de pasar a un aspecto cuya existencia es un tanto independiente de la producción original, pero cuyo impacto en nuestra región no puede dejarse de lado: el doblaje.

¿Qué tan bien hablas español, Sonic?

Para el filme de Sonic the Hedgehog, el estudio responsable para adaptar los diálogos para Latinoamérica fue SDI Media de México. Como recordarás, esta casa antes conocida como Prime Dubb recientmente hizo el trabajo en postproducción de Dragon Quest: Your Story, así como otros proyectos vinculados a videojuegos como la película de Ni no Kuni, las cintas y series más recientes de Pokémon, Hi-Score Girl, entre otros.

Por una parte, Mario Castañeda sigue encargando a los personajes de Jim Carrey con una maestría casi inigualable. Después de varios años de no escucharlo doblar al comediante canadiense, su interpretación me trajo de vuelta a la década de los noventas y dosmiles con cintas como Ace Ventura: Pet Detective, Batman Eternal, Liar, Liar y The Grinch. Como dato curioso, ésta es la ocasión número 18 en que el actor brinda su voz a Carrey.

Finalmente llegó el momento de abordar al elefante azul en el cuarto, refiriéndome con ello a cómo Luís Arturo Villar interpretó a Sonic. Si bien en los momentos en donde su trabajo es bueno a secas (sobre todo cuando el protagonista se encuentra en calma y bromeando), la participación del startalent se siente amateur en las escenas de tensión y/o acción.

Otras actuaciones destacables son Luís Leonardo Suárez y Carla Castañeda, quienes dan vida a Tom y Maddie Wachowski respectivamente.

  • Jim Carrey ciertamente es el Dr. Robotnik
  • El rediseño fue una apuesta que rindió frutos
  • Un apartado visual que nunca pierde su brillo
  • Una banda sonora entrañable
  • El planteamiento y el desarrollo son sólidos
  • Mario Castañeda se sigue luciendo como Jim Carrey
  • Pese a sus problemas, se siente el amor por el proyecto
minus
  • Ciertas situaciones hacen tambalear el guión
  • Algunos ademanes de Sonic son sosos
  • El trabajo del startalent no fue de lo mejor
Veredicto
8.0
10
Y a pesar de todo, lo lograron

Reseña | Sonic the Hedgehog: Entre el filme y las expectativas

Cuando se anunció esta adaptación por primera vez, casi todas las opiniones apuntaban a que el resultado final sería un desastre. Eso sin contar todos los cambios por los que tuvo que pasar la producción, así como muchos desafíos para el equipo que quizás nunca conozcamos del todo.

Muy pocos esperaban un resultado decente y mucho menos positivo, incluyéndome. Pero al momento de terminar de ver la cinta, realmente sentí que ésta se creó con pasión hacia la franquicia, el personaje y la comunidad. Es más me atrevería a decir que el filme es un claro reflejo de la serie de Sonic the Hedgehog, la cual a pesar de sus altibajos sigue ofreciendo experiencias memorables y divertidas para las generaciones más jóvenes.

Tan sólo me bastó con salir de la sala de cine y ver a los pequeños jugar con su erizo azul, para saber que este personaje aún puede brindar sorpresas y alegría cuando menos te lo esperes. Por ahora, eso es suficiente para mí.

(Colaborador en Missing Number)

Entusiasta de videojuegos, anime, cine y juegos de rol. Sígueme en @MekaniDragon_OP

Comentarios